gimnasio en casa

You are currently browsing articles tagged gimnasio en casa.

Seguro que has oído en más de una ocasión aquello de “si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma”. Pues ya no es imprescindible ir al gimnasio para llevar una rutina de ejercicios que nos ayuden a ponernos en forma. Muchas veces no vamos al gimnasio no porque no queramos, si no por falta de tiempo, y en este post vamos a darte unas indicaciones para que le robes un poco de tiempo al día y puedas realizar ejercicios en tu propia casa, sin tener que desplazarte ni estar pendiente de horarios. Sigue leyendo y aprende cómo hacerlo.

Lo primero que se ha de tener en cuenta es que si van a realizarse ejercicios en casa, hay que poner mucha voluntad y estar predispuesto, pues no es lo mismo estar en un gimnasio que en casa, rodeadas de todas aquellas cosas que nos son familiares y con muchas distracciones cerca.

Para empezar, será necesario cumplir algunos requisitos:

  • Tener un espacio amplio y ventilado.
  • Poner música para motivarte.
  • Que el suelo sea uniforme y firme.

Si puedes permitírtelo, deberías hacerte con alguna máquina que te ayude a realizar el ejercicio deseado (en el siguiente punto hablamos de ellos), pero si no puedes, deberás disponer, como mínimo, de los siguientes complementos para poder realizar las rutinas:

  • Una colchoneta pequeña.
  • Mancuernas pequeñas de 1 ó 2 kg. (si no dispones de ellas, puedes usar paquetes de arroz o azúcar, por ejemplo).
  • Una banda o goma elástica.
  • Una pelota gigante (llamada «fit ball»).
  • Una barra (puede valer la de la escoba).

Una vez tengamos todo lo necesario, le toca el turno a decidir qué ejercicios haremos. A continuación, os damos unas indicaciones para saber qué tipo de ejercicio realizar y cómo:

  • Calentamiento: toda rutina empieza con unos ejercicios sencillos de flexibilidad y calentamiento. Es muy importante no saltárselos ya que el no llevarlos a cabo puede conducir a lesiones.
  • Ejercicio cardiovascular o aeróbico: éste es el ejercicio que ayuda a tu corazón a mantenerse joven y fuerte además de quemar grasa y ayudar a adelgazar. Las máquinas cardiovasculares más usadas son las cinta de caminar, las bicicletas estáticas y las máquinas elípticas. Éstas máquinas son ideales en climas fríos o en áreas donde es preferible correr dentro de la casa. Una versión al alcance de todos los bolsillos es saltar la cuerda, correr, caminar rápido, bailar o hacer steps aeróbicos.
  • Entrenamiento muscular: éstos son los ejercicios con pesas y para ellos puedes utilizar máquinas o mancuernas (o en su defecteo, como comentábamos, paquetes pesados de arroz o azúcar o legumbres). Además, puedes usar la goma elástica. Las máquinas para el entrenamiento muscular son caras pero, sin embargo, puedes obtener los mismos resultados con pesas sueltas. En pesas o mancuernas, el peso dependerá de tu capacidad y el tipo de ejercicio. Si estás empezando, opta por un peso de 1 ó 2kg. y, si puedes, hazte con un banco de ejercicios para realizar los levantamientos de pesa de forma más profesional. Las bandas o gomas elásticas son prácticas para ejercicios de tonificación y las hay de distintas resistencias según la intensidad de cada ejercicio.
  • Ejercicios en el suelo: para ejercicio de flexibilidad o ejercicios abdominales, necesitarás una colchoneta de ejercicios, preferiblemente gruesa, para no estar en contacto directo con el suelo y proteger espalda y dorsal.

Como ves, es bastante sencillo montar un gimnasio en casa, pero también has de tener en cuenta unas cuantas recomendaciones:

  • Si decides comprarte máquinas para tener en casa, trata de comprar aparatos de buena calidad. Si tienes hijos y tienen la consola Wii, pide que te regalen el juego Wii Fit, con el que podrás entrenar en casa y divertirte a la vez.
  • Busca un lugar adecuado en tu casa donde puedas ubicar tu gimnasio. Si no dispones de demasiado espacio, compra un equipo que sea fácil de plegar y puedas guardar debajo de la cama o en algún armario, para que no esté por enmedio.
  • Una de las ventajas que tiene hacer ejercicio en casa, es que podrás entrenar viendo tu serie favorita, o una película, con lo cual no estarás perdiendo tu tiempo mirando la “caja tonta”.
  • Además, si te haces por ejemplo con una bici estática, normalmente tienen un soporte en el que podrás apoyar revistas o libros y leer a la vez que practicas ejercicio.
  • Si nunca has practicado ejercicio antes o eres de las que no se entiende demasiado con las máquinas de gimnasio, puedes comprar alguna clase con un entrenador personal que te enseñe la técnica y programación adecuada para los diferentes ejercicios.

Te hemos dado mucha información sobre cómo llevar el gimnasio a casa, pero lo más importante es tu deseo por estar sana y mantenerte en forma con curvas definidas. Trata de motivarte pero si todo falla usa disciplina.Y recuerda: procura hacer ejercicio en días definidos a la misma hora para crear una rutina y acostumbrarte.

Y, por supuesto, si eres de las que ya va al gimnasio, no creas que esto no te interesa, pues puedes seguir todas las indicaciones que te hemos dado para complementar los ejercicios que realizas durante los fines de semana o los días que no llegues a entrenar.

preguntame

Si quieres más información sólo tienes que hacer click aquí. Gracias por leernos.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,