perder peso

You are currently browsing articles tagged perder peso.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=aqsytzJulgs]

Tags: , , , , , , , , , , ,

Desde Sants Institut queremos presentarte nuestro nuevo tratamiento para perder peso y lo más importante, mantenerte en tu peso ideal para siempre.

Se trata del método KAI.

¿En qué consiste este método?

Gracias al método KAI lograrás perder peso de forma natural, sin necesidad de tomar batidos, complementos alimenticios ni pastillas.
El método KAI (cambio en Japonés), está orientado a personas con sobrepeso u obesidad y que se sienten desmotivadas, desanimadas y han perdido la esperanza y la voluntad de perder peso.

El método KAI es un tratamiento médico con el que además de cambiar físicamente también lo harás emocionalmente.

El estrés, la ansiedad y la depresión, son motivos por los que se suelen abandonar las dietas, ya que el comer suele ser la vía de escape. Estos son algunos de los puntos que se tratan con el método KAI además de muchos otros.

A continuación te mostramos una serie de puntos que se tratan con el método KAI:

– Mediante una serie de herramientas, te ayudaremos a controlar y gestionar tus emociones.
– Te daremos unos consejos muy prácticos para que no pierdas la motivación durante el tratamiento.
– Ofrecemos material de apoyo como recetas, audios, una tabla de ejercicios, etc.
– Se realizan controles nutricionales y de antropometría.
– Se realiza un estudio genético y un test sanguíneo con el fin de personalizar al 100% el tratamiento.
– Realizaremos una valoración del historial clínico, psicológico y de la antropometría.

Con el método KAI lograrás perder peso sin pasar hambre, sin hacer dieta, sin efecto rebote, sin sobres, pastillas ni batidos.

¡Recupera tu salud y tu bienestar con nuestro método KAI!

Si deseas más información sobre este tratamiento, puedes ponerte en contacto con nosotros haciendo clic aquí o llamándonos al 93 409 02 43.

Tags: , , , , , , , ,

El estrés, la falta de tiempo y el agotamiento físico y mental, no nos ayudan a mantener un ritmo de vida adecuado.

En muchas ocasiones nos encontramos con que no tenemos tiempo para almorzar o para comer en condiciones y lo acabamos haciendo en nuestro lugar de trabajo, de cualquier manera y frente al ordenador, algo poco higiénico ya que el teclado o el móvil son algunos de los objetos con mayor contenido de gérmenes y nos exponemos a ellos.

Es importante que intentemos desconectar de nuestro trabajo y le dediquemos tiempo a nuestra alimentación, aunque sea por unos minutos. Se recomienda destinarle un mínimo de 20 minutos para hacerlo en las mejores condiciones posibles para nuestra salud alimenticia.

En muchas ocasiones nos encontramos que por motivos externos a nuestra voluntad no podemos disfrutar de esos minutos, pero comer ligado al trabajo no es una buena idea, ya que aumenta nuestro estrés y empeora nuestra salud.

Si tenemos adquiridos unos hábitos así, ¡es momento de cambiarlos, estás a tiempo!Comer trabajando

Pero… ¿cómo cambiamos esos hábitos? ¿De dónde saco tiempo para comer mejor?

Nosotros te damos unos consejos:

Dedícale un tiempo de tu fin de semana a preparar los platos y comidas que llevarás a la oficina durante la semana. Aunque te parezca una pérdida de tiempo, ayudará a tu alimentación durante las jornadas laborales.

Elabora platos que se conserven en frío o incluso congelados: tortillas, verduras, cremas y purés, guisos de cuchara… Saben igual de bien aunque hayan pasado unos días después de haberlos preparado. Además, al mantenerlos en frío, conservarán todos sus nutrientes y te beneficiarán en el momento de su ingesta.

Recupera el bocadillo: porque el pan no engorda, engorda lo que ponemos dentro, así que nos podemos preparar algún bocadillo a modo de menú. Lo podemos elaborar con carnes a la plancha, huevo duro, quesos bajos en grasa y… ¡un sinfín de posibilidades! Olvídate de la mayonesa o la mantequilla y prueba con aceite o mostaza.

Comer legumbres: es una de las comidas que nos aportará una mayor fuente de energía. Gracias a que las podemos encontrar cocidas y enlatadas, no nos supondrá un gasto extra de tiempo el cocinarlas y ya no tendremos excusa para disfrutarlas. Son una manera económica, saludable y sencilla de mantener una buena alimentación.

Estos, junto a nuestra imaginación, son algunos de los consejos que te proponemos para recuperar ese momento ‘’kit kat’’ que todos necesitamos en nuestras horas de trabajo.

Siempre debemos recordar que lo que hagamos hoy, nos repercutirá mañana.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Si tu problema es que cuando comes nunca te quedas saciado o saciada, ahora puedes dejar de preocuparte.

En Sants Institut estamos al día y desde hoy te ofrecemos una de las técnicas más novedosas contra la obesidad: la plicatura gástrica.

Si tienes problemas de obesidad pero no te sientes atraído o atraída por las técnicas de operación existentes, quizás hoy descubres una nuevo procedimiento que te resulte más atractivo.

Se trata de una técnica que ha revolucionado el mundo de la cirugía de la obesidad por su sencillo procedimiento y sus magníficos resultados.

plicatura gástrica

La técnica

El procedimiento es muy sencillo. Es una intervención que dura más o menos una hora y media y que se realiza por laparoscopia.

El cirujano realiza sólo pequeñas incisiones por lo que el postoperatorio es más sencillo que el de una operación normal. A través de estas incisiones se introduce una cámara y se realiza la intervención.

La plicatura gástrica es simplemente una sutura del borde izquierdo del estómago que consigue reducir el tamaño del mismo.

Este procedimiento tan novedoso consigue que aumente la sensación de saciedad al comer. Es decir, te sentirás “lleno/llena” más rápido ya que tu estómago no podrá admitir una gran cantidad de alimentos.

Ventajas

Además de su efectividad, la plicatura gástrica cuenta con una serie de ventajas respecto a otras intervenciones quirúrgicas de la obesidad.

El hecho de que se realice por laparoscopia reduce la aparición de malestares para el paciente tras la intervención.

Este tipo de técnica reduce considerablemente el número de complicaciones derivadas de la intervención por lo que el postoperatorio es mucho más rápido.

Por último, si llevas años luchando contra el sobrepeso, la plicatura gástrica puede ser una solución con grandes ventajas y definitiva ya que la reducción de estómago evita el temido efecto rebote.

Así que si crees que este tratamiento puede ser la solución a tus problemas de peso, ponte en contacto con nosotros haciendo clic aquí.

Tags: , , , , , , , , ,

Conocer los beneficios de los alimentos, te ayudará a conocer cuáles son los mejores aliados a la hora de perder peso. 

En función de sus características, hablaremos de alimentos quemagrasas, saciantes y depurativos. A continuación os presentamos una serie de alimentos que debéis incorporar en vuestra dieta equilibrada:

Alimentos termogénicos: los que más calorías queman

Rábano: favorece la secreción del bilis y el vaciamento biliar, lo qu ayuda a digerir mucho mejor las grasas.

Té verde: acelera la combustión de las grasas, ayuda a eliminar líquidos, reduce el colesterol y es un gran antioxidante.

Pomelo: ayuda al hígado a incrementar la combustión de grasa y mejora también los niveles de glucosa.

Algas: su yodo estimula la tiroides, con lo que activa el metabolismo.

alimentos equilibrados

Alimentos ricos en proteínas: saciantes y antigrasas

Yogur: su riqueza en calcio favorece la eliminación de grasa a través de las heces. Mejor desnatado.

Pescado: además de aportar proteínas, su contenido en omega3 está relacionado con un menor tamaño de las células grasas.

Huevo: incorporarlo al desayuno ayuda a adelgazar porque te sacia hasta la comida siguiente.

Alimentos depurativos: ayudan a perder peso y volumen

Sandía: es muy rica en agua, lo que supone que aporta pocas calorías y estimula el sistema diurético.

Pepino: es especialmente diurético puesto que está formado en un 97% de agua.

Alcachofa: es un gran desintoxicante del organismo. Comerla ayuda a descongestionar el hígado y a favorecer la expulsión de urea.

Espárrago: pocos alimentos reúnen tantas propiedades adelgazantes. Es diurético, depurativo y rico en compuestos prebióticos que mejoran la digestión y el tránsito intestinal.

Alimentos con gran fuente de fibra: te llenan y te regulan

Champiñón: sacia durante horas debido a su fibra y a un índice glucémico bajo.

Almendras: su alto contenido en fibra y en proteínas hace de este fruto seco un aliado perfecto para “quitarte” el hambre de forma sana. Pero no tomes muchas porque son muy calóricas.

Manzana: compuesta por un tipo de fibra soluble que demás de saciarte ayuda a reducir el colesterol malo. Además, disminuye la grasa abdominal.

Avena: sus hidratos de carbono de absorción lenta te dan energía durante horas. Es un gran aliado antiestreñamiento por su gran riqueza en fibra soluble.

Recuerda: para poder perder peso debes mantener una alimentación equilibrada e incluir todos los nutrientes para perder peso de forma paulatina y sin carencias.

Tags: , , , , , , , , , , , ,

El aburrimiento es el peor enemigo a la hora de hacer dieta. El índice de fracaso realizando una dieta muy restrictiva es muy elevado, ya que genera una falta de motivación y frustración de no ver resultados inmediatos.

El temor de no verse capaz de mantener la motivación, basando nuestra dienta en una alimentación llena de limitaciones, hace que nos desmotivemos, nos irritemos y nos malhumoremos.

Para evitar que nuestra dieta fracase debemos marcarnos unas pautas para mantener una actitud positiva:

  1. Marcarse objetivos realistas: debemos comprender que el adelgazamiento es un proceso, de esta manera evitaremos fijarnos metas a corto plazo como la pérdida de mucho peso en poco tiempo.
  1. Tener objetivos a corto plazo: conseguiremos mantener la motivación en todo momento si nos fijamos objetivos a corto plazo con los que logremos nuestra meta final. Por ejemplo, si queremos adelgazar 5 kilos, nos pondremos objetivos de 500 gramos a la semana, de esa manera la consecución de nuestra primer objetivo nos aportará una sensación de alegría y bienestar.

blog_positivadieta

  1. Realizar pequeños cambios: intentar realizar grandes cambios en nuestro estilo de vida, puede ser contraproducente y dificultar mantener nuestra línea de adelgazamiento durante un largo espacio de tiempo. Así que nos marcaremos pequeños cambios progresivos. En el caso de actividad física, empezaremos con pequeños gestos, como recorrer caminando distancias que antes hacíamos en coche o transporte público, e ir aumentando esa distancia y el ritmo poco a poco puede ser un buen inicio.
  1. Premiarse con un ‘extra’ diario: las prohibiciones de alimentos son del todo desaconsejables. Por el contario, premiarse con algún capricho, permite reconocer y celebrar el esfuerzo que estamos realizando. Pequeños placeres son totalmente compatibles con una dieta equilibrada. (Siempre aplicando el sentido común y evitando los excesos)
  1. Hacer cómplice a tu entorno: es importante que el entorno cercano de la persona que realiza una dieta sepa que su apoyo también es muy necesario. De esta manera evitaremos regalos repletos de calorías o situaciones en las que nuestros amigos o familiares repitan raciones de alimentos delante de nosotros.
  1. Divertirse comiendo: Disfrutar de platos apetitosos no está reñido con una dieta y adelgazar. Sólo tendremos que ser comedidos con las raciones e intentar comer alimentos ricos en fibra y proteínas, evitando las grasas saturadas, los azúcares y el sodio. Apostando por cocciones como, cocinar al horno o al vapor. Técnicas culinarias que nos proporcionarán una cocina ligera y llena de sabor.

Y recuerda que si deseas perder peso, podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros haciendo clic aquí.

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

En el post de hoy te damos unos consejos para que limpies tu cuerpo tras los excesos de una forma moderada y segura.

1. Apuesta por el verde

La lechuga de cualquier tipo, las espinacas, las judías verdes, las acelgas, los canónigos, las borrajas, la rúcula… Todos los vegetales verdes son ricos en antioxidantes, vitaminas, minerales y, sobre todo, fibra, que nos ayudará a limpiar el cuerpo de excesos. En nuestro plan de choque las ensaladas y los vegetales tienen que ser el elemento principal de la dieta.

2. Bebe agua de limón caliente

El zumo de limón es la base de todas las dietas detox. En sus versiones más radicales es lo único que se puede tomar durante una semana. Esto es una barbaridad, pero lo cortés no quita lo valiente: el zumo de limón tiene efectos beneficiosos para el organismo si se toma como complemento de una dieta ligera. Basta con tomar por las mañanas una taza de agua caliente con el zumo de medio limón. Esta bebida despierta suavemente el sistema digestivo y linfático, y ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo. También ayuda a limpiar el hígado y hace que mejore nuestra digestión.

detoxdieta

3. Corta de raíz el consumo de azúcares y carbohidratos

Los azúcares y los carbohidratos refinados son el mayor enemigo de una alimentación saludable. Reducir su consumo a la mínima expresión es la forma más rápida de adelgazar y uno de los pilares fundamentales de la terapia de choque tras los excesos veraniegos.

4.  Sigue la regla del 80-20

Las dietas demasiado estrictas nunca funcionan. Una buena forma para asegurarnos de que nuestra desintoxicación sea un éxito es que cumplamos con ella al menos en un 80% de las comidas. Seguir una dieta muy estricta durante todo el tiempo es casi imposible, pero si logramos saltárnosla sólo en el 20% de las comidas, sus beneficios seguirán siendo importantes. Cuando comemos de forma saludable el 80% del tiempo, nuestro cuerpo funcionará como una máquina bien engrasada y los excesos en los que podamos incurrir tendrán un impacto inferior sobre nuestro organismo.

5. Bebe mucha agua

Se necesita mucha agua para eliminar las toxinas que acumulamos en nuestro cuerpo. ¿Cuánta? Tenemos siempre en mente la idea de que lo ideal es beber 2 litros al día pero debemos tener en cuenta que cuando hace calor debemos beber más, así como cuando hacemos deporte, y la ingesta debe variar en función de nuestra envergadura: cuanto más pesemos más agua necesitaremos. En general, no obstante, la ingesta nunca debe ser menor a 1,5 litros diarios.

6. Haz ejercicio con moderación

Nuestra ingesta de calorías debe ser acorde a lo que gastemos. Mantener un plan de entrenamiento con una alimentación limitada puede acarrear serios problemas, pues una dieta de este tipo no aporta el combustible adicional necesario para hacer deporte. Lo mejor es que aumentemos nuestra ingesta los días que hagamos más ejercicio y no nos planteemos objetivos de entrenamiento muy ambiciosos mientras seguimos una dieta de este tipo.

7. Elimina los alérgenos de tu dieta

Una de las principales ventajas de reducir nuestra dieta a la mínima expresión durante un tiempo es que podremos comprobar si algunos de los alimentos que tomamos habitualmente nos provocan alergia. Al seguir una dieta de este tipo nos será más sencillo identificar las comidas que nos sientan mal, o sobre las que tengamos sospechas, y podremos preguntar a nuestro médico al respecto (si todos los días comes de todo es muy difícil que descubras si algo te está provocando alergia).

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Cuando se trata de coger peso, o incluso de no perderlo, no hace falta irse más allá de la cocina para descubrir rituales poco saludables e inconscientes que ponen la zancadilla a una buena alimentación. Quizás de forma aislada no parezcan importantes pero al pensar en ellos como conjunto pueden explicar algún que otro suspiro sobre la báscula.

A continuación, seis costumbres que, desde la cocina, llevan a coger peso:

1. Utilizar los ingredientes ‘a ojo’ cuando se cocina o se hornea

Añadir un toque de aceite de oliva o una pizca de sal puede que funcione bien en los programas de televisión pero pueden contribuir a un exceso de calorías en nuestro menú. Por ejemplo, ese toque personal de aceite de oliva podría estar cerca de la cucharada sopera que pide la receta pero también nos acerca demasiado a añadir 100 o más calorías. Lo recomendable es utilizar tazas y cucharas de medidas al preparar las comidas.

2. Pasarse con la grasa

Se utilice el método que se utilice al cocinar es clave no emplear demasiada grasa, mantequilla o aceite. Si se emplea el horno se pueden poner sobre las bandejas láminas de papel de aluminio engrasadas muy ligeramente. También es conveniente emplear sartenes y ollas antiadherentes que permiten cocinar con muy poca cantidad de aceite y con ello dejar atrás muchas calorías de más.

3. Comer directamente del paquete

La costumbre de comer del paquete por ejemplo las patatas fritas o todo tipo de alimentos procesados suele conducir a un consumo excesivo de estos productos, en especial cuando los paquetes son grandes. Este mal hábito en la cocina altera la percepción de la cantidad de comida que se toma de una vez. Hay que intentar ser consciente de las raciones en los aperitivos que se toman determinando la porción a consumir antes de empezar al servirlo en otro recipiente. Los restos de comida es mejor guardarlos en varios envases más pequeños en vez de en uno muy grande.

patatasbolsa

4. Dejar el resto de comida cocinada en la olla durante la cena

Es una rutina común: cocinas, te sientas a comer y dejas lo que no está en el plato en la cocina. Esta costumbre hace fácil volver a por una segunda ración que no necesitamos. Intenta establecer un nuevo hábito: antes de sentarte a cenar transfiere los sobrantes de las cacerolas y sartenes a contenedores y guárdalos en la nevera.

5. ‘Esconder’ las frutas y verduras en la cajonera auxiliar

Cuando algo está fuera de nuestra vista de alguna forma tampoco lo tenemos en mente. Prueba a mantener las frutas y verduras visibles. Almacénalas en la parte superior del frigorífico o incluso en un frutero sobre la encimera de la cocina. Estudios de investigación muestran que somos más propensos a consumir frutas y verduras cuando están fácilmente accesibles y visibles en la cocina.

6. Llenar el cuenco de ‘caprichos’ con aperitivos fáciles de picar

En muchas cocinas existe un recipiente lleno de dulces, frutos secos u otros aperitivos. Este plato suele ofrecer una satisfacción instantánea y un montón de calorías innecesarias. Si quieres perder peso de verdad elimina este cuenco o al menos llénalos con aperitivos que sean más difícil de comer en exceso. Por ejemplo, en un estudio, las personas consumieron un 41 por ciento menos de pistachos cuando se presentaron con su cáscara en vez de pelados.

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Un buen masaje es siempre placentero ya que nos relaja y nos aporta bienestar físico y psicológico. Pero, ¿qué te parecería si además de todo esto te ayudase a bajar de peso?

No te vamos a engañar. Adelgazar a base de masajes es sólo una utopía, pero sí que existen masajes reductores que sumados al ejercicio físico y a una dieta saludable te pueden ayudar a combatir la celulitis y la grasa localizada en aquellas zonas en las que más se acumula el tejido adiposo.

imagen masajes rompedora

Los masajes contribuyen a la eliminación de toxinas, a tonificar los músculos y a tener una piel más luminosa. Todo esto es muy beneficioso para nuestro organismo pero hay algo más. Los masajes reductores también ayudan a la aceleración del metabolismo, un factor esencial para perder peso.

Este tipo de masajes funcionan especialmente bien en algunas partes del cuerpo donde acumulamos grasa como el abdomen o los muslos. Una técnica reductora aplicada en alguna de estas zonas durante 20 minutos genera el calor suficiente para que se queme el tejido adiposo.

Además, los masajes están especialmente recomendados para las personas que acaban de realizar un tratamiento para bajar de peso o una intervención quirúrgica ya que son un suplemento perfecto para reactivar el organismo y tonificar el cuerpo tras una dieta o una cirugía.

Así que bien sea por placer o porque quieres complementar tu dieta con un buen masaje, aquí te dejamos algunas de las opciones de Sants Institut:

1. Masaje SPA con aceite de oliva: este masaje es ideal para relajar los nervios y la musculatura. Es uno de los más efectivos para la piel ya que la nutre en profundidad por lo que está especialmente indicado para después del verano.

2. Masaje SPA caipiriña: con aceites esenciales y azúcar moreno, este masaje es adecuado para preparar la piel aunque también sirve para relajarnos, como exfoliante y para activar la circulación.

3. Masaje drenaje linfático: es perfecto para reactivar el funcionamiento del sistema linfático. Se recomienda para antes y después de una intervención para eliminar la celulitis ya que sirve de drenaje para eliminar el líquido intersticial.

4. Masaje Spa Brisa de Oriente: activa la circulación sanguínea gracias a la utilización de un aceite con extracto de tomillo blanco y evita del deterioro de las células epiteliales a través del té blanco.

Y estos son los que queremos destacar en este post pero tenemos una gran carta de masajes, tan solo tienes que acceder a nuestra web o ponerte en contacto con nosotros a través de info@santsinstitut.com o llamando al 93 409 02 43. ¡Te esperamos!

Tags: , , , , , , , , , , , ,

De frutas, hortalizas, verduras, frutos secos…Hoy en día los licuados se han convertido en una parte fundamental de una dieta saludable. Tomar zumos no solo nos ayuda a mantenernos en nuestro peso ideal sino que además nos aportan una gran cantidad de vitaminas y minerales para estar más sanas.

Si hace varios años cuando tomábamos un licuado sólo pensábamos en los tradicionales de naranja, zanahoria o manzana, ahora la carta de jugos abarca toda la variedad de ingredientes para que no nos cansemos de añadir a nuestra dieta este alimento que solo tiene ventajas.

blog_licuadosRET

Justo el otoño es una época en la que los licuados se convierten en un gran aliado para evitar los resfriados. Al preparar las frutas y los vegetales de esta manera conservan el 100% de sus propiedades y, además, tomar líquidos ayuda también a combatir los constipados en los cambios de estaciones.

A primera hora de la mañana la energía que nos aportan los licuados es ideal si queremos hacer deporte y nos ayudarán a saciar el apetito durante más tiempo. Y, por si esto fuera poco, son perfectos para saciarnos entre comida y comida y nos ayudan a desintoxicar el organismo.

Así que para no aburrirnos de tomar zumos, os dejamos aquí algunos ejemplos de licuados deliciosos que podéis tomar a cualquier hora del día:

1. Para perder peso los de fruta son los más populares. ¿Qué os parece un delicioso batido de fresas o de plátano? Podéis echarle un poco de leche desnatada y sacarina si los queréis tomar como postre. Si no queréis convertirlo en batido podéis optar por añadirles zumo de naranja en vez de leche. Y también tenéis otras opciones más originales como el de melón a la menta, una elección muy refrescante.

2. Para las más atrevidas os sugerimos los licuados de frutos secos y cereales. Los de trigo inflado o los de almendras con leche de arroz y jengibre son deliciosos para la merienda o para antes de ir al gimnasio. Además, les podéis añadir la fruta que más os guste para realzar su sabor.

3. Para las amantes de las verduras la lista de ingredientes es infinita. Son los más acertados para eliminar toxinas. Podéis hacer licuados de pimientos, espinacas, acelgas, apio, etc. Lo ideal es mezclar las verduras con algunas hortalizas más suaves como la zanahoria o con jengibre para que tengan un sabor más agradable. Cualquier opción es válida.  

Como véis, es muy interesante añadir los licuados a nuestra alimentación, ayudan a saciar, desintoxicar y perder peso, siendo un alimento tan completo como pocos.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

« Older entries