peeling enzimático

You are currently browsing articles tagged peeling enzimático.

A estas alturas, ya deberíamos saber que cada piel es distinta y por tanto, cada tipo de piel necesita unos cuidados exclusivos que harán que nuestro cutis esté sano y luzca radiante. Si por el contrario no conoces qué tipo de piel tienes, en Sants Institut podemos realizarte un chequeo facial totalmente gratuito.

Para ello, lo más importante es conocer el tipo de piel y las imperfecciones que padece, y a partir de aquí escoger los cosméticos adecuados y tratar el cutis diariamente para limpiarlo, hidratarlo y, en definitiva, cuidarlo.

Para ello, os daremos unas indicaciones sobre el procedimiento que deberíamos llevar a cabo desde que nos levantamos y, además, seguro que encontráis algún consejo que os sorprenderá. ¡Vamos a por ello!

Aplicación del producto

Lo primero y más importante, es que deberíamos evitar usar algodón u otro soporte para aplicar productos en el rostro, pues con el algodón eliminamos la capa hidrolipídica que la piel realmente necesita. Así que lo mejor es aplicar el producto directamente con las manos.

Por la mañana

Aplicar leche o gel limpiador y retirar con agua. La elección de uno u otro producto dependerá, simplemente, de qué textura nos gusta más. Para los hombres lo ideal es el jabón en pastilla porque deja la piel más mate, que es lo que ellos prefieren. Así que ya sabes, motiva a tu pareja para que también él se cuide la piel de buena mañana. Con este gesto, estaremos limpiando el cutis de restos de maquillaje o impurezas y lo dejaremos listo para seguir el tratamiento.

Una vez limpia la piel, aplica el tónico. Es un paso que muchas mujeres se saltan pero es importantísimo porque el tónico equilibra el ph de la piel y evita rojeces y deshidratación. Actualmente hay algunos con vaporizador, facilitando así su aplicación.

El siguiente paso es aplicar la crema. Es muy importante utilizar una crema con protección solar (mínimo 12) aunque si la que usamos no incorpora protección, debemos aplicar después un protector solar, incluso en invierno pues cada vez el sol es más agresivo y aunque no lo notemos, también en invierno sus rayos nos llegan a la piel. Si por falta de tiempo o de costumbre, tenemos que escoger entre aplicarnos una crema de día o de noche, deberemos hacerlo de noche, pues es mientras dormimos que nuestro organismo trabaja. Por eso las cremas antienvejecimiento, de radicales libres, las nutritivas, etc., se deben utilizar de noche. La crema de día debe ser sobre todo hidratante para que nos proteja de las inclemencias del tiempo y de la polución y para que, valga la redundancia, nuestra piel esté hidratada a lo largo del día.

Por la noche

Si por la mañana, o en algún momento del día te has maquillado, no te vayas a la cama sin desmaquillarte antes, pues estarás maltratando la piel. Así que aplícate el producto limpiador que suelas usar y asegúrate de que tu cutis esté totalmente limpio y seco cuando te acuestes.

Una vez a la semana

Usa un exfoliante según tu tipo de piel (si es grasa y gruesa úsalo dos veces por semana) para eliminar las células muertas y provocar la renovación celular del cutis. Si es grasa con tendencia al acné, flácida o envejecida o sensible, usa un peeling enzimático. Este peeling es ideal en estos casos porque usando un exfoliante en la piel con tendencia al acné al restregar la cara se expande la “paella”, porque en el caso de la flacidez no es bueno friccionar una piel que ya de por sí tiene tendencia al descolgamiento y porque en el caso de las pieles sensibles, la fricción con un exfoliante causa rojeces. En los casos citados recomendamos el peeling enzimático aunque también se pueden usar los peeling gommage (con arenilla o similiar), aunque suelen ser más fuertes y agresivos.

Aplícate una mascarilla, también una vez a la semana. Las mascarillas actúan tanto a nivel superficial, como en las capas más profundas de la epidermis, consiguiendo plantar cara al envejecimiento cutáneo, borrar los signos de cansancio, rehidratar, reparar, y devolver la luminosidad y tersura a la piel. Es muy importante que al comprar este producto te asegures bien de que es lo que tu piel necesita, así que déjate asesorar por un especialista. A veces puedes pensar que tienes una piel seca y en realidad es deshidratación lo que sufres, o podemos aplicar una mascarilla para piel grasa sin necesitarlo y provocamos un efecto rebote. En estos casos, es como el pez que se muerde la cola pues pensamos: tengo un granito, me pongo mascarilla para piel grasa. Mi piel responde a la eliminación “masiva” de grasa necesaria de la piel creando más grasa. Yo noto que mi piel se engrasa más, me salen algunos granitos más…Así que me vuelvo a poner más mascarilla… Y así no salimos de un círculo que se ha creado por nuestro desconocimiento del tipo de piel que tenemos y el producto correcto que necesitamos. Existen mascarillas para todos los gustos: frías, calientes, plásticas, de barro, en crema, hidratantes, nutritivas, purificantes, relajantes… Es cuestión de saber escoger la que nos conviene.

Productos complementarios

Los serums o aceites esenciales, son productos que no solemos utilizarlos pero que para obtener resultados en poco tiempo valen la pena ya que son fórmulas muy concentradas que obtienen resultados casi de inmediato. Es preferible aplicar el serum o aceite esencial (que se escogerá en función del tipo de piel y la necesidad de la misma) antes de la crema hidratante aunque también puede mezclarse con la crema y aplicar todo de una vez. Los serums más socorridos son los antienvejecimiento con Bótox, ácido hialurónico, elastina, colágeno… Aunque también existen serums y aceites hidratantes nutrientes, hidratantes, etc. ¡Así que seguro que encuentras el tuyo!

Como ves, te hemos dado unas pautas que para nada son complicadas, pues sólo requieren de un poco de tiempo y de disciplina. A veces, cuando no estamos acostumbradas, llevar una rutina de éste tipo por la mañana se nos hace difícil, pero es tan sencillo como levantarnos un poquito antes y dedicarle a nuestro rostro el cuidado que se merece. Además, recuerda: la cara es el espejo del alma, ¡trátala con mimo y mantenla sana para que esté luminosa y bella!

Y recuerda, si lo deseas, en Sants Institut podemos realizarte un diagnóstico facial gratuito, tan solo tienes que contactar con nosotros o llamarnos al 93 409 02 43.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La cara es el espejo del alma, bien lo sabemos y, por qué no, la cara es también el espejo de la Navidad.

Tenemos ganas de disfrutar, de compartir momentos con quienes queremos y nos quieren. Queremos estar contentos y demostrarlo. Y queremos estar guapas, más guapas que nunca. Por eso es un buen momento para recordar que, si bien es cierto que la cara es el espejo del alma, también es cierto que tanto una como otra necesitan cuidados.

La piel del rostro es especialmente sensible, es la porción de piel de nuestro cuerpo que está más expuesta al impacto de los agentes externos porque siempre la llevamos descubierta. Dos tipos de factores son los que contribuyen a castigar la piel de la cara:

  • Factores internos: no dormir bien, estrés o una alimentación inadecuada afectan mucho a las células de la piel.
  • Factores externos: los rayos UV, la contaminación ambiental, el tabaco,  los productos de belleza no adecuados a nuestro tipo de piel o, sencillamente, la falta de cuidados.

Cuando el oxígeno se combina con estos factores, la piel envejece prematuramente, los poros se dilatan y aparecen las primeras arrugas haciendo que la cara pierda resplandor.

En cuanto a las arrugas, las hay de dos tipos:

  • las que aparecen por los gestos cotidianos del rostro, las llamamos “líneas de expresión
  • las que deja el paso del tiempo, las  “arrugas” propiamente dichas.

Tenemos que asumir que tanto unas como las otras son inevitables porque a medida que vamos cumpliendo años nuestro rostro también los cumple, pero en la gran mayoría de mujeres no es solamente la edad, sino el estilo de vida que llevamos lo que nos “hace mayores”.

Como dicen algunos especialistas: “Cada mujer puede elegir cómo prefiere envejecer, sin hacer nada y dejar pasar las huellas del tiempo o utilizar los avances en cosmética y los tratamientos estéticos faciales para mantener su aspecto radiante y sano”.

Es absolutamente aconsejable que a partir de los 30 años de edad las mujeres incorporemos a nuestros hábitos diarios de belleza los cuidados y tratamientos anti-edad adecuados como por ejemplo:

La claves para cuidar tu piel y que tu cara esté hermosa y radiante de la mejor manera en cada edad es entender que cada tipo de cutis tiene unas características particulares. Por eso es importante que sea un especialista quien te ayude a conocer bien tu piel, sus particularidades y los cuidados más indicados para ti. Lo que a una mujer le va bien y le proporciona un resultado excelente, puede ser totalmente contraindicado para otra.

Hay que tener en cuenta que no es lo mismo cuidar una piel reseca que una con exceso de grasa, pues cada una requiere de un tratamiento distinto y específico. Aunque puedas creer que todo esto no es al fin y al cabo tan importante y que con cualquier producto hidratante es suficiente, piensa que elegir tratamientos y productos sin conocimiento es igual de desaconsejable que automedicarse con fármacos que no han sido prescritos por un médico o un farmacéutico.

Se acerca la Navidad, deseamos estar radiantes, lucir una estupenda sonrisa y un magnífico aspecto y… es el momento de mimarse un poquito más que de costumbre, nos lo merecemos, no creéis??

preguntame

Si quieres más información sólo tienes que hacer click aquí. Gracias por leernos.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Las células madre son células en la etapa inicial de vida que tienen el potencial de convertirse en cualquier tipo de células del organismo: del sistema nervioso, del sistema muscular o de cualquier órgano del cuerpo.

Las células madre pueden provenir de dos fuentes: de embriones recién formados en donde están destinados a convertirse en todas las diferentes células que hay en el cuerpo (células madre embrionarias), o de tejido adulto, donde reemplazan a las células moribundas para mantener y reparar el tejido (células madre adultas).

juventud-y-belleza

Las Células Madre de nuestra piel se encuentran en la capa más profunda de la epidermis. Es en este lugar donde cada una de las células madre favorece la producción de cientos de células que poseen un gran poder de renovación y regeneración de la epidermis.

A partir de los 30 años, los tejidos de la piel van perdiendo sus propiedades de firmeza y elasticidad, la piel empiece a ceder y a perder su juventud.

El paso del tiempo, los agentes medioambientales, el ritmo de vida urbano, y otros muchos factores agreden profundamente la piel, provocando una disminución gradual del número de células madre y disminuyendo la capacidad de renovación de nuestro tejido epidérmico. La pérdida de células madre en la epidermis, también afecta la dermis, la capa superficial de la piel, que va perdiendo firmeza y elasticidad. Aparecen las arrugas, primero leves, apenas perceptibles, pero poco a poco el tiempo va haciéndolas más profundas.

celulas_madreEs bien conocido por todos el intenso debate científico, y el profundo dilema ético, que se desarrolla en todo el mundo alrededor del uso de las células madre humanas en tratamientos médicos. Mientras tanto, la ciencia avanza en otras líneas de investigación y, en estos momentos, es ya una realidad la utilización en tratamientos de belleza de las células madre de origen vegetal.

Los últimos avances en biotecnología celular han demostrado la capacidad de las Células Madre de origen vegetal para reforzar el potencial regenerador de las células madre epidérmicas.

Existen avances en la biología celular que han demostrado la capacidad de las células madre vegetales para reforzar el potencial regenerador de las células madre epidérmicas humanas. Estos tratamientos se centran en la zona dérmica y epidérmica bajo las arrugas.  La acción directa bajo  la arruga reparando los efectos que el paso del tiempo ha provocado, y potenciando el aumento del la producción de colágeno y elastina desde el interior de la piel, hacen de los tratamientos con células madre vegetales un revolucionario descubrimiento para combatir el envejecimiento de la piel.

Cómo se obtienen las células madre de origen vegetal

Mediante un cultivo único (utilizando la nanotecnología más sofisticada) se extraen una a una las “moléculas nativas” de las plantas, es decir, las moléculas que originan el proceso vital. Se extraen células no diferenciadas, las que contienen la totalidad de componentes de la planta. De este modo, las células actúan de forma biomimética, integrándose y adaptándose a las células cutáneas y reestructurando íntegramente la piel.

tratamiento-con-celulas-madre

La efectividad de los tratamientos antiaging  con células madre se ha corroborado en pruebas con mujeres de entre 35 y 55 años. Un 94% da las mujeres tratadas recuperó la firmeza de una piel joven y más de un 95% percibió esta firmeza como un efecto realmente duradero. Los efectos resultaron visibles y evidentes a la cuarta semana.

Los tratamientos de regeneración y rejuvenecimiento de la piel son ya una contrastada realiudad. Sus principales beneficios para la piel son :

  • ESTIMULA LA PROLIFERACIÓN CELULAR Y LA RENOVACIÓN CUTÁNEAS
  • MEJORA DEL TONO Y LA LUMINOSIDAD DE LA PIEL
  • EFECTO ANTI-EDAD REAL Y VISIBLE
  • ESTIMULA LOS PROTEGLICANOS Y EL COLÁGENO
  • PROTEGE FRENTE A LOS RADICALES LIBRES
  • HIDRATA, TONIFICA Y REAFIRMA LA PIEL

El tratamiento recomendado está compuesto por 5 pasos a realizar en cabina.

A cada uno le corresponde la aplicación de un producto específico diseñado según el objetivo a alcanzar. Mediante el tratamiento regeneramos, nutrimos y revitalizamos las células madre epidérmicas. Además produce un efecto rejuvenecedor del aspecto general de la piel duradero.

Las 5 fases de tratamiento son:

  1. Limpieza de cutis.
  2. Peeling Enzimático.
  3. Aplicación del activo de Células Madre.
  4. Mascarilla de activos de Células Madre.
  5. Aplicación del hidratante, reparador y reafirmante.

Gracias a estos beneficios activos las arrugas se reducen de inmediato y el rostro presenta una imagen más tersa y luminosa, de esta manera se puede lucir un óvalo facial más definido y líneas de expresión más matizadas.

preguntameSi quieres más información sólo tienes que hacer click aquí. Gracias por leernos.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,