michelines

You are currently browsing articles tagged michelines.

Recopilamos 10 preguntas que nos habéis hecho sobre la Hidrolipoclasia, la liposucción sin cirugía, y le damos respuesta a continuación.

1. ¿Si tengo sobrepeso u obesidad, me va a funcionar la Hidrolipoclasia para la grasa acumulada?

Habría que valorar el sobrepeso que tiene el/la paciente, pero para casos de sobrepeso de más de 15kg y obesidad, para reducir volumen se recomienda la liposucción, más efectiva en estas situaciones.

2. ¿Este tratamiento me ayudará a bajar de peso?

No, la Hidrolipoclasia como la liposucción, y al contrario de lo que se cree, es un tratamiento para perder volumen, que no peso. Son cosas distintas y aunque sí es cierto que la Hidrolipoclasia puede dar un empujoncito para adelgazar, no es un tratamiento destinado a ello.

3. ¿Qué dura una sesión de Hidrolipoclasia?

Dependerá de la zona a tratar, pero siempre es alrededor de 3 horas.

4. ¿Es una solución definitiva?

Sí, se trata de una solución definitiva ya que la grasa que se extrae no se reproduce pero, evidentemente, hay que cuidarse porque la grasa no se reproduce en la zona tratada pero puede reproducirse en otra zona.

5. ¿Tiene postoperatorio?

Después de someterse a una Hidrolipoclasia, el/la paciente tendrá que acudir al centro pasados 2 días para empezar a realizarse presoterapias y drenajes linfáticos dejando pasar un día entre ellos. Estos tratamientos se llevan a cabo para estimular el sistema linfático y ayudar al organismo a expulsar los restos de grasa líquida que puedan quedar.

6. ¿Requiere de hospitalización o baja laboral?

No, ni requiere hospitalización ni baja laboral porque recordemos que se es un tratamiento médico, no una cirugía. El mismo día por tu pie te vas a casa y al día siguiente puedes ir a trabajar, eso sí, con algunas molestias tipo “agujetas”, pero sin complicaciones.

7. ¿Cuántas zonas se pueden tratar en una sesión?

Sólo se puede realizar una zona por sesión, pues el tratamiento médico es lo que permite.

8. ¿Cuántas sesiones se necesitan para eliminar totalmente la grasa de una zona?

En el mayor de los casos se necesita únicamente una sesión por zona, pudiendo necesitar un pequeño retoque una vez observado el resultado final. Pero en muy pocos casos se hace una segunda sesión.

9. ¿El tratamiento duele?

Durante la Hidrolipoclasia sólo se sienten unos pequeños pinchazos al principio pero luego la zona a tratar se duerme con anestesia local, con lo cual durante el resto del tratamiento no se sienten molestias.

10. ¿De qué métodos de pago disponéis?

El tratamiento de Hidrolipoclasia puede pagarse en efectivo, mediante targeta bancaria o solicitando una financiación. Si se escoge esta última opción, sólo hay que aportar una fotocopia del DNI, una de la domiciliación bancaria y una de la última nómina (si se trabaja por cuenta ajena) o el recibo de autónomos y la documentación de la Renta (si se es autónomo). Para la comodidad del cliente, es este mismo quien escoge el número de cuotas y la cantidad mensual a pagar.

Recuerda que si deseas más información, puedes escribirnos a info@santsinstitut.com o llamarnos al 93 409 02 43 (Barcelona) o al 96 321 11 31.

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Si te estás volviendo loca intentando deshacerte la celulítis tienes que conocer la Hidrolipoclasia. Este tratamiento revolucionario consigue eliminar la grasa localizada sin tener que pasar por el quirófano.

Hasta hace unos años, si querías eliminar la celulitis la solución estrella era la Liposucción. Pues bien, esto cambió con la llegada de la Hidrolipoclasia.

Este tratamiento, también conocido como la Liposucción sin cirugía, está teniendo unos resultados excelentes ya que consigue modelar aquellas zonas con más tendencia a la aparición de la piel de naranja.

Y todo esto sin la necesidad de cirugía. La Hidrolipoclasia Ultrasónica Asistida funciona a través de la aplicación de ultrasonidos en la zona a tratar después de haber infiltrado el líquido que debilita las membranas de las células grasas.

A diferencia de la Liposucción que requiere hospitalización y un proceso postoperatorio, la ventaja de la Hidrolipoclasia  es que podrás volver a tu rutina normal el mismo día.

Otras de las ventajas de la Hidrolipoclasia es que es indolora ya que el líquido infiltrado contiene anestesia y no comporta ningún riesgo ni efectos colaterales.

Y por si esto fuera poco la Hidrolipoclasia es más económica que la Lipo, no deja cicatrices significativas ni necesitarás coger una baja laboral.

Eso sí, como cualquier intervención médica necesitarás unos cuidados especiales tras la misma para los que contarás con el apoyo de nuestro equipo médico en todo momento.

Aún así, el postoperatorio es mucho suave que el de la Lipo ya que al ser un tratamiento seguro y sin complicaciones sólo tendrás que realizarte una serie de masajes y seguir una dieta adecuada.

Este tratamiento se ha convertido en la solución más eficaz para combatir la celulítis en zonas como las cartucheras, antebrazos, abdomen, cuello y las rodillas.

Gracias a la Hidrolipoclasia conseguirás de una manera rápida y efectiva que tu cuerpo vuelva a tener el aspecto de tu juventud ganando la confianza que te da el sentirte segura de ti misma.

Pruébala esta  primavera y en verano podrás lucir biquini sin tener que preocuparte de tapar la celulítis.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Es fácil contar las cosas y no demostrarlas, pero los que seguís nuestros blogs, sabéis que nos gusta contar con el testimonio de hombres y mujeres que se han sometido a un tratamiento determinado para que ellos, de primera mano, cuenten su experiencia y os sirva de ayuda por si estáis en alguno de estos casos.

Hoy le toca el turno a Elena, una chica que decidió hacer una dieta proteínada conjuntamente con una hidrolipoclasia ultrasónica asistida y que se prestó a una entrevista para dar a conocer su caso y ser de ayuda para l@s lector@s que se hayan planteado en algún momento esta opción para deshacerse de la grasa acumulada sin tener que pasar por quirófano.

Dieta proteínada

Vamos a empezar por el final: ¿cuando viniste a la primera visita, qué pesabas? ¿Y ahora? ¿Cuánto tiempo ha pasado?

Empecé el tratamiento en abril de este mismo año. Pesaba 87 kg y ahora peso 73 kg. Hasta la fecha, han pasado 6 meses.

¿En qué fase estás?

Ahora mismo estoy en la fase de dieta, pero habiendo perdido 14 kg cuesta perder peso pero el poder comprar ropa con muchas tallas menos te anima a seguir.

¿Por qué decidiste empezar esta dieta?

Estaba agobiada porque no paraba de subir de peso. No funcionaba con ninguna otra dieta.

¿Cómo lo llevaste al principio? ¿Qué es lo que más te costó?

Estaba motivada porque veía que perdía peso y volumen a la vez. No perdía en las dos primeras semanas y luego empecé a perder. Normalmente en esta dieta se pierde peso, pero perdía antes volumen y luego empecé a perder peso.

¿Qué opinas de los productos ricos en proteínas que conforman la dieta?

Opino que están muy bien, no tienes hambre. Puedes comer verdura y luego un batido. Tienes sensación de saciedad (hay una extensa gama de productos).

¿Recomendarías la dieta proteínada?

Sí. Porque los resultados saltan a la vista.

El tratamiento completo, ¿qué valoración te merece?

Parece muy bien. Hacen controles y analíticas para determinar las cantidades recomendadas de consumo.

Hidrolipoclasia ultrasónica asistida

Elena, ¿por qué decidiste hacerte una hidrolipoclasia?

Mientras pierdes peso se eliminan los michelines que quedan colgados.

¿Qué zonas son las que te has tratado?

Espalda, flancos y abdomen.

¿Cuándo empezaste a notar los resultados?

Desde el primer aunque al principio me costó perder peso con la dieta proteínada.

¿Estás contenta con cómo te ves ahora?

Estoy contenta con los resultados en general.

¿Recomendarías la hidrolipoclasia?

Sin ninguna duda.

Si como ella, quieres resultados inmediatos sin cirugía para olvidarte de la grasa acumulada, sólo tienes que hacer click aquí. Gracias por leernos.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Estamos comiendo sano y nos hacemos una ensalada, una pechuga a la plancha y de postre un trozo de sandía. ¡Error! La sandía ha hecho que tu índice glucémico se dispare por los aires y, en cierto modo, el comer sano se ha visto desplazado por esa subida de azúcar.

Como ves, hablamos de algo llamado el índice glucémico (IG). Éste concepto surgió en los años ochenta cuando se observó que distintos alimentos con la misma cantidad de carbohidratos tenían efectos diferentes en el nivel de azúcar en la sangre. Con el mismo nivel de carbohidratos, los alimentos con un IG elevado producen fluctuaciones notables en el nivel de azúcar en la sangre, mientras que los alimentos con IG reducido provocan un aumento menor del mismo.

La velocidad a la que se digieren y asimilan los diferentes alimentos depende del tipo de nutrientes que los componen, de la cantidad de fibra presente y de la composición del resto de alimentos presentes en el estómago e intestino durante la digestión.

Estos aspectos se valoran a través del índice glucémico de un alimento. Dicho índice es la relación entre el área de la curva de la absorción de la ingesta de 50 gr. de glucosa pura a lo largo del tiempo, con la obtenida al ingerir la misma cantidad de ese alimento.

El índice glucémico se determina mediante un proceso que se basa en tomar cada poco tiempo muestras de sangre a una persona a la que se le ha hecho consumir soluciones de glucosa pura unas veces y el alimento en cuestión otras. A pesar de ser bastante complicado de determinar, su interpretación es muy sencilla: los índices elevados implican una rápida absorción, mientras que los índices bajos indican una absorción pausada. Este índice es de gran importancia para los diabéticos, ya que deben evitar las subidas rápidas de glucosa en sangre.

Los alimentos de elevado índice glucémico pueden ocasionar problemas como que al aumentar rápidamente el nivel de glucosa en sangre se segrega insulina en grandes cantidades, pero como las células no pueden quemar adecuadamente toda la glucosa, el metabolismo de las grasas se activa y comienza a transformarla en grasas. Estas grasas se almacenan en la células del tejido adiposo. Nuestro código genético está programado de esta manera para permitirnos sobrevivir mejor a los períodos de escasez de alimentos. En una sociedad como la nuestra, en la que nunca llega el período de hambruna posterior al atracón, todas las reservas grasas se quedan sin utilizar y nos volvemos obesos.

Posteriormente, toda esa insulina que hemos segregado consigue que el azúcar abandone la corriente sanguínea y, dos o tres horas después, el azúcar en sangre cae por debajo de lo normal y pasamos a un estado de hipoglucemia. Cuando esto sucede, el funcionamiento de nuestro cuerpo y el de nuestra cabeza no están a la par, y sentimos la necesidad de devorar más alimento. Si volvemos a comer más carbohidratos, para calmar la sensación de hambre ocasionada por la rápida bajada de la glucosa, volvemos a segregar otra gran dosis de insulina, y así entramos en un círculo vicioso que se repetirá una y otra vez cada pocas horas.

La obesidad y el apetito voraz son otras de las consecuencias de comer demasiados alimentos con un alto índice glucémico, y se ha sugerido que las dietas con un IG reducido pueden llevar a una pérdida de peso porque son muy saciantes. Más adelante, podrás ver una relación de alimentos con su índice glucémico para saber cuáles son los que lo tienen reducido y así podrás crear una dieta a base de alimentos con bajo IG que te ayuden a saciarte.


Seguramente a estas alturas te estés preguntando de qué depende que los alimentos tengan un alto o bajo índice glucémico, ¿verdad? Pues te damos unas claves que seguro que te sorprenderán:

– Para empezar, dependerá del propio alimento en sí mismo. Por ejemplo, una zanahoria (rica en hidratos) tienen un IG más alto que un cacahuete. ¿A que no lo esperabas?

– Influirá la cantidad de fibra que aporte ese alimento o la comida en general.

– Un factor básico será la proporción de hidratos y proteína de la comida. Así que según combinemos, podrá variar el resultado final. Hay que tener en cuenta que los hidratos suben los niveles de glucosa y las proteínas los disminuyen.

– Algo curioso: si una fruta está más madura, mayor es su IG. Para evitarlo, hay que intentar no dejar que la fruta se pase de madura. Sucede lo mismo conla pasta y los cereales; cuanto más cocidos (cuando quedan pastosos), mayor es su índice glucémico.

Conociendo el IG, éste nos resultará una herramienta muy útil para clasificar el impacto de los carbohidratos en el organismo. Para elaborar una dieta sana, lo mejor es incluir una mezcla apropiada de alimentos nutritivos con IG alto y bajo. Aquellos interesados en reducir reducir la carga glucémica (CG) general de su dieta deberían simplemente aumentar el consumo de alimentos con un IG bajo, como legumbres (alubias, guisantes, lentejas, etc.), frutas, cereales a base de avena y pasta o sustituir algunos alimentos con un IG elevado por alternativas con un IG menor (por ejemplo, consumir cereales de desayuno a base de avena, cebada y salvado o tomar pan con cereales en lugar de pan blanco). De este modo, mejoraremos la regulación del azúcar en sangre, reduciremos la secreción de insulina y ayudaremos a un programa de pérdida de peso.

Y no creas que nos olvidamos de facilitarte el IG de los alimentos más comunes. Ahí van unos cuantos y el resto puedes consultarlos en internet, siendo su valor aproximado:

preguntame

Si quieres cuidar tu alimentación, perder peso o cuidar tu diabetes, debes seguir una dieta sana y equilibrar los alimentos. Ponte en contacto con nosotros y te concertaremos una cita con uno de nuestros especialistas para estudiar personalmente tu caso.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cuando una se plantea hacer dieta, debería plantearse en paralelo ir al gimnasio. Pero no siempre es así, bien porque no se tiene tiempo, dinero o ganas.

Y la verdad es que esto repercute negativamente y sobre todo en casos en que la bajada de peso es muy grande, pues si no se trabajan los músculos, como consecuencia de reducir el volumen de grasa, la piel pierde elasticidad y aparece la flacidez, que se traduce en piel colgando o incluso formando pliegues.

Es común que en estos casos, la flacidez sea claramente visible en brazos, muslos y abdomen, creando como ello el efecto “barriga fofa”. Para solucionarlo, existen distintas operaciones que pueden ayudar a hacer desaparecer los colgajos de piel sobrantes según la zona afectada: abdominoplastia para el abdomen, braquioplastia para los brazos o lifting crural para los muslos. Estas operaciones consisten, a grandes rasgos, en realizar una o varias incisiones y cortar la piel sobrante, suturando luego la herida y realizando, si es necesario, alguna intervención más con tal de que el resultado sea óptimo. Son procesos muy efectivos, pero no todo el mundo quiere someterse a ellos, así que existen una serie de ejercicios que, a largo plazo, ayudan a tonificar el cuerpo y evitar esa flacidez exagerada.

Las mujeres, a diferencia de los hombres, no nos obsesionamos con conseguir esa “tableta” en el abdomen, pero sí que nos preocupa conseguir un vientre plano. Para conseguir algo así, hay que trabajar paso a paso, tanto y lo que hay que hacer es seguir una serie de consejos para empezar la lucha por un abdomen perfecto.

Existen dos tipos de ejercicios; los aeróbicos o cardiovasculares, y los anaeróbicos o de entrenamiento muscular. Los aeróbicos ayudan a quemar calorías y a estimular el sistema cardiovascular, los anaeróbicos tonifican los músculos.

A partir de aquí, para conseguir un abdomen plano hay que:

  • Combinar ambos tipos de ejercicios, manteniendo siempre la dieta.
  • Realizar ejercicios aeróbicos (correr, bicicleta, etc.) durante media hora cuatro veces a la semana.
  • Establecer una rutina de abdominales alternando un día de descanso por medio, así el músculo descansará, se recuperará y crecerá. El resultado de estos ejercicios depende de cómo se hacen más que la cantidad de repeticiones que se lleven a cabo. Si se hacen mal, no se obtendrán resultados. Todo el mundo sabe cómo se hacen los abdominales, pero hay que tener en cuenta que no es necesario levantar todo el torso del suelo, si levantamos justo lo necesario para sentir cómo el abdominal trabaja (se siente más duro), estaremos haciéndolo bien.
  • Al terminar, no hay que olvidar realizar estiramientos. Es una parte muy importante a la hora de hacer ejercicio y mucha gente se la salta, pero así se evitan lesiones y dolores.
También existen una serie de ejercicios que se pueden realizar en casa o incluso en la oficina:
  • Mantener la espalda recta y derecha. Si andas agachada, los abdominales están relajados, sólo al enderezarse los abdominales se contraen automáticamente y están trabajando en continuo.
  • Esconder el vientre o ponerlo duro cada vez que se vaya a hacer algún esfuerzo, así la fuerza se concentrará en los abdominarles, trabajando ellos en lugar de la espalda y tonificándolos y evitando lesiones en la columna.
  • Respirar profundamente inhalando por la nariz hasta inflar el vientre y sacar el aire hasta que el abdomen se hunda. Se trabaja toda la musculatura del tronco y además sirve para relajarse y oxigenarse.
  • Contraer el abdomen en cada ocasión que se pueda, mantiendo el vientre duro dos segundos y repitiendo todas las veces que se quiera. Se puede hacer mirando la tele, estando frente al ordenador, mientras se camina… Y será como estar haciendo abdominales y tonificando el cuerpo a la vez que se está haciendo cualquier otra actividad.
  • Mantenerse activo realizando cualquier ejercicio, tan simple como subir escaleras o caminar. Practicar el hula-hoop es también una muy buena forma de conseguir un vientre plano. En este caso, se hace hula-hoop durante 10 minutos, 3 veces al día. ¡Volveremos a la infancia, nos divertiremos y estaremos trabajando abdomen y quemando calorías!

Con estos consejos tan simples, estarás avanzando hacia un vientre plano sin flacidez y una mejora física siempre que se complete con una alimentación equilibrada y unos hábitos de vida saludables. Como en todo, hay que adquirir una constancia ya que, evidentemente, a la primera no obtendremos resultados. Pero ¡querer es poder!

preguntame

Si quieres olvidarte de la flacidez de forma efectiva, podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros y te concertaremos una cita con uno de nuestros especialistas para estudiar personalmente tu caso y proponerte el mejor tratamiento que complemente tu dieta y tu rutina de ejercicios para conseguir un efecto óptimo 100%.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Es fácil contar las cosas y no demostrarlas, pero los que seguís nuestros blogs, sabéis que nos gusta contar con el testimonio de hombres y mujeres que se han sometido a un tratamiento determinado para que ellos, de primera mano, cuenten su experiencia y os sirva de ayuda por si estáis en alguno de estos casos.

Hoy le toca el turno a Raquel, una chica que decidió hacerse una hidrolipoclasia ultrasónica asistida y que se prestó a una entrevista para dar a conocer su caso y ser de ayuda para l@s lector@s que se hayan planteado en algún momento esta opción para deshacerse de la grasa acumulada sin tener que pasar por quirófano.

¿Cómo conociste el tratamiento médico de la hidrolipoclasia ultrasónica asistida?

Me lo comentó una amiga y empecé a buscar por internet. En todas las búsquedas que hice, aparecía Sants Institut, así que me decidí a llamar y pedir una cita para que valoraran mi caso y me informaran más.

¿Por qué querías someterte a un tratamiento como este?

Tenía algo de grasa acumulada en los flancos traseros y quería deshacerme de ella. Vi que la hidrolipoclasia ofrecía resultados rápidos que es lo que yo quería, así que me tuve claro que esto era lo que yo quería obtener.

¿Qué tal fue la atención recibida?

Me atendieron muy bien y me dieron mucha confianza, tanto la directora como todo el personal médico y en especial el Dr. Ornosa.

¿Es doloroso el tratamiento?

Para nada, es molesto, pero no doloroso.

¿Cómo fue el día después de haberte hecho la hidrolipoclasia?

Al día siguiente aún perdí algo del líquido lipolítico que infiltran, ya que me infiltraron 3litros pero sólo pudieron retirar 2,5l ya que es imposible extraerlo por completo en la sesión. Lo que me alegró fue que al día siguiente, cuando me retiré el vendaje, ya noté la diferencia en mi silueta.

¿Qué tratamiento seguiste después de la sesión?Pues tres días después de la hidrolipoclasia, volví al centro para que me quitaran los puntos y empecé desde ese mismo día a hacerme una semana un drenaje linfático, otra semana una presoterapia, y otra una mesoterapia y además tuve visitas con la nutricionista para controlar mi alimentaciñon. Actualmente, sigo haciéndome mesoterapia con la nutricionista.

Las visitas a la nutricionista, ¿te ayudaron a controlar tu dieta?

Yo siempre había comido bien, pero es cierto que bajé 6kg con facilidad, y a fecha de hoy, he perdido ya 9kg. Quitarme esa grasa acumulada agilizó la pérdida de peso y pasé de una 42 a una 38.

¿Solías hacer ejercicio físico? Si es así, ¿cuánto tiempo tardaste en volver a practicarlo con regularidad?

Estuve un mes sin poder hacer deporte porque yo hacía abdominales sobre todo y claro, la zona molestaba. Pero no es incompatible ya que si no molesta excesivamente, se puede hacer ejercicio sin problemas, algo más suave, pero se puede.

¿Recomiendas la hidrolipoclasia a esas personas que quieren deshacerse de la grasa acumulada?

La recomiendo desde que la probé porque yo estoy muy contenta, así que siempre que puedo la recomiendo a aquellas personas que me comentan que les gustaría deshacerse de “michelines” o de grasa que no consiguen eliminar con dieta o ejercicio. Y mira, yo me he hecho otras dos hidrolipoclasias, una en la zona de la barriga para proporcionar mi cuerpo y otra en la zona del sujetador, en la espalda. Mi cuerpo ahora es otro y estoy muy feliz, ¡así que os animo a confiar en la hidrolipoclasia!

preguntameSi como ella, quieres resultados inmediatos sin cirugía para olvidarte de la grasa acumulada, sólo tienes que hacer click aquí. Gracias por leernos.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Hemos hablado en otras ocasiones sobre la Hidrolipoclasia Ultrasónica Asistida, así que esta vez no la vamos a tratar directamente, si no que nos centraremos en la necesidad de realizar drenajes linfáticos los días posteriores a haberse hecho una Hidrolipoclasia.

Para hacer memoria, recordaremos que la Hidrolipoclasia Ultrasónica Asistida es una técnica mediante la cual la grasa se convierte en un material oleoso fácilmente extraíble que por una parte es reabsorbido por el propio organismo y eliminado por el sistema linfático y por otro lado el resto es extraído mediante una jeringa.

Así pues, el sistema linfático juega un importante papel a la hora de eliminar la grasa líquida que no es extraída mediante la jeringa. Es por eso que después de una Hidrolipoclasia Ultrasónica Asistida es conveniente la realización de drenaje linfáticos manuales, que podrán llevarse a cabo por un profesional dos o tres días después del tratamiento. La cantidad recomendada de drenajes es, según expertos, de cinco a diez sesiones y en cuanto a periodicidad, es recomendable que se realicen sesiones a días alternos y posteriormente una vez por semana.

El objetivo de los drenajes linfáticos manuales es activar el sistema linfático para que trabaje más rápidamente en los procesos de reconstrucción de tejidos tras la Hidrolipoclasia Ultrasónica Asistida. Pero tiene muchos más beneficios:

  • Eliminar los restos de medicación, suero y anestesia utilizados en el tratamiento.
  • Acelerar la recuperación de la sensibilidad en la piel.
  • Favorecer la retracción de la piel.
  • Acelerar la recuperación de los tejidos.
  • Mejorar el estado de la piel.
  • Acelerar la reabsorción de edema y equimosis.
  • Favorecer la regeneración de los capilares y vasos linfáticos.
  • Disminuir las molestias.

El drenaje linfático se realiza con maniobras manuales muy suaves e indoloras para el paciente aunque se trabaje sobre tejidos con edemas. Puede realizarse en cuello, cara, abdomen, brazos, nuca, zona dorsal, zona lumbar, glúteos, puntos intrabucales y piernas.


La técnica debe ser precisa y la movilización de la piel durante la primera semana debe ser nula, para facilitar la correcta retracción de ésta. Este proceso es electromagnético y los beneficios continúan teniendo efecto como mínimo diez días después de la sesión. Es conveniente acompañar el tratamiento con la toma abundante de líquidos.

En una sesión de drenaje existen diferentes actos esenciales: la preparación del paciente, la relajación en un ambiente tranquilo y confortable, el diagnóstico de las diferentes zonas de bloqueo linfático a drenar, y los movimientos o masajes fundamentales. El drenaje linfático manual bien realizado produce alivio desde la primera sesión.

Dados todos los beneficios del drenaje linfático manual, no se entiende un tratamiento de hidrolipoclasia sin unas sesiones de drenaje linfático los días posteriores, convirtiéndose así en un complemento ideal.

preguntame

Si quieres más información sólo tienes que hacer click aquí. Gracias por leernos.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

La grasa acumulada es un problema que no entiende de sexos ni de edades, de manera que también los hombres pueden eliminarla con este moderno tratamiento: la Hidrolipoclasia.

La Hidrolipoclasia Ultrasónica Asistida no es ciencia ficción y, desde luego,  no es un tratamiento exclusivamente femenino. Para los hombres, la Hidrolipoclasia es un tratamiento perfectamente indicado para solucionar el problema de la acumulación grasa en determinadas zonas del cuerpo.

42-18333699

En Rompedora hemos hablado en diferentes ocasiones sobre la Hidrolipoclasia, de manera que no vamos a repetir aquí en qué consiste el tratamiento (puedes leerlo en “Elimina la grasa acumulada… con ultrasonidos!!! Es la Hidrolipoclasia“). Pero queremos romper algunas ideas preconcebidas tales como que determinados tratamientos de Medicina Estética no son aplicables a los hombres.

Para empezar, el sobrepeso, la obesidad, la grasa acumulada en determinadas zonas del cuerpo, como decíamos al principio, es un problema que nada tiene que ver con las diferencias de sexo. El sobrepeso masculino afecta a un elevadísimo porcentaje de hombres de todas las edades, desde la infancia y adolescencia hasta la edad madura, provocando, entre otras dolencias y patologías:

Por eso no nos cansamos de insistir en que el sobrepeso y la grasa acumulada no son solamente problemas estéticos. Desde luego, la estética es muy importante, a todas y a todos nos gusta sentirnos bien, estar guapas y guapos, vernos atractivos. Sin embargo, somos las mujeres las que más tomamos la iniciativa de tratar el problema de la grasa acumulada. Somos más conscientes que ellos del bienestar que vamos a conseguir y de los múltiples beneficios que eso nos traerá.

recomiendale-que-se-cuideLas estadísticas demuestran que los hombres que deciden someterse a tratamientos estéticos lo hacen, en su inmensa mayoría, por prescripción femenina. Y esa prescripción femenina es, también en la inmensa mayoría de los casos, su pareja. Eso quiere decir, queridas amigas, que nuestro marido, nuestro chico, nuestro hermano, nuestro amigo o, por qué no, nuestro padre o nuestro hijo, tomarán en consideración hacerse una Hidrolipoclasia si somos nosotras quienes les informamos, les aconsejamos y les convencemos.

La grasa acumulada no es buena para nadie. Ahora bien, durante mucho tiempo (y aún hoy en día) se ha dicho que un Índice de Masa Corporal (IMC) elevado protege a hombres y mujeres de la osteoporosis, mientras que la delgadez aumenta las probabilidades de sufrir fracturas en los huesos por esa enfermedad. A partir de esta evidencia, durante muchos años se ha potenciado la creencia de que el peso extra estimula a los huesos y, como consecuencia, potencia la formación de tejido óseo. Lo cual vendría a significar que si tienes sobrepeso tus huesos serán más fuertes.

Sin embargo, las evidencias de los estudios recientes lo que nos están diciendo es que la masa magra (la musculatura) ejerce sobre los huesos una influencia diferente a la que ejerce la masa grasa. En pruebas llevadas a cabo con pacientes con sobrepeso se comprobó que la masa y el volumen de los huesos de los hombres disminuye de manera sostenida a medida que el porcentaje de grasa crece, mientras que el tamaño óseo aumenta junto con la masa muscular.

Se comprobó también que la grasa en el tronco influye más sobre el tamaño óseo que la grasa en los brazos y las piernas.

La conclusión, pues, es que: “la masa muscular, o masa magra, es el principal determinante del tamaño óseo, lo que proporciona más evidencia de que el tamaño de los huesos se adapta a la carga dinámica que le impone la fuerza muscular en lugar de la carga pasiva que le impone la grasa”.

Señores, ya no hay excusa, hay que trabajarse el músculo porque es lo que nos garantiza huesos fuertes y sanos.

Señoras, aconsejen y convenzan a sus maridos, parejas, chicos, amigos y familiares del “sexo fuerte” de que no dejen para mañana la grasa que puedan elimina hoy…

La Hidrolipoclasia también es cosa de hombres, por supuesto, pero ellos toman menos la iniciativa, de manera que dependerá de nosotras tener a nuestro lado a un hombre en forma o un hombre que va acompañado de sus michelines y su barriguita sin pensar que podría eliminarlos fácilmente, definitivamente, y sin apenas molestias.

Y siempre teniendo en cuenta que la Hidrolipoclasia es un tratamiento para eliminar la grasa acumulada, pero es muy importante seguir pautas alimentarias correctas, vigilar la alimentación y practicar una actividad física para mantenerse en forma. Es recomendable, como tratamiento de mantenimiento, una dieta a base de batidos nutritivos que ayude a mantener controlados los kilos que sobran, siempre bajo prescripción y control de un nutricionista profesional.

Con la Hidrolipoclasia los michelines de nuestros muchachos, esa barriga que se ha ido haciendo más voluminosa, los “flotadores” que llevan ahí tantos años… desaparecerán.

Seguro que cuando le expliques todo esto al hombre que tienes al lado no seguirá pensando que es “cosa de mujeres”. Seguro.

preguntameSi quieres más información sólo tienes que hacer click aquí. Gracias por leernos.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Qué bueno el tiempo de vacaciones para darte cuenta de aquellos pensamientos que divagan en la mente de vez en cuando.

Estos días he leído un libro de un médico alemán (Ulrich Renz) se titula: La ciencia de la belleza, una obra de amena lectura.

Mi trabajo me ha servido para aprender mucho sobre la hermosura y el impacto que la estética tiene sobre los seres humanos.

la-belleza

Dice Renz que la belleza carece de todo merito “se tiene o no se tiene“, eso es evidente.

Él expone de forma clara distintos estudios que demuestran realidades de nuestros días: como  que un niño guapo obtiene notas más altas en el colegio, que una paciente atractiva suele recibir mejor atención por parte del médico y que un ladrón bien parecido puede gozar de una pena menos severa parte del juez.

Por mi trabajo, yo, personalmente, no estoy de acuerdo con Ulrich.

Hoy en día la belleza posee mucho valor, de ella puede depender nuestro puesto de trabajo, nuestra relación de pareja e incluso nuestros amigos, pues estamos programados biológicamente para sentirnos atraídos hacia lo bello, y se tiene sí o sí, y la mayoría de hombres y mujeres nos la ganamos a pulso.

Por suerte, esa belleza con la que se nace y de la que habla Ulrich no es la única posible. Existe la belleza que se consigue día a día a golpe de gimnasio, control de peso, aparatología de última generación, esa hidrolipoclasia que puede acabar con los antiestéticos michelines, el milagroso botox, tarrito a tarrito con los mejores principios activos que nos brinda la naturaleza, esos cirujanos que a golpe de bisturí conceden pecho a quien no se atrevía a lucir un escote o a desnudarse delante de su pareja.

Estoy de acuerdo con Ulrich cuando dice que la belleza nos fascina, nos desborda nos hace perder la razón y el criterio, en una palabra nos enamora. Como dice mi amigo Joselu: “Me he enamorado de esa boca tan bella”.

Gracias a todas y a todos los que confiáis en nosotros para cuidar vuestra belleza y vuestro bienestar. Es un verdadero orgullo.

Fina

preguntameSi quieres hacernos una consulta, o deseas más información sobre nuestros servicios, sólo tienes que hacer click aquí. Gracias por leernos.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tu  Peso Ideal.

Este índice se calcula en base a una media general, por eso, se debe tener presente que características como la herencia genética o el estado de salud de cada persona, repercutirán a la hora de determinar el peso ideal.

calculadora_peso_idealCalcula aquí tu Peso Ideal.

El índice de masa corporal, IMC.

El IMC es una medida de asociación entre el peso y la talla de un individuo. El valor obtenido no es constante, sino que varía con la edad y el sexo. También depende de otros factores, como las proporciones de tejidos muscular y adiposo. En el caso de los adultos se ha utilizado como uno de los recursos para evaluar su estado nutricional, de acuerdo con los valores propuestos por la Organización Mundial de la Salud.

calculadora_IMCCalcula aquí tu IMC para saber cuál es tu equilibrio peso / altura.

El Índice Cintura-Cadera.

Este método nos permite obtener la distribución de la grasa corporal en nuestro cuerpo, asegurándonos de que el sobrepeso viene dado por una excesiva acumulación de grasas (que es cuando hablaríamos de obesidad) y no por otras causas como podrían ser la hipertrofia muscular o la retención de líquidos.

calculadora_cintura_caderaCalcula aquí tu Índice Cintura-Cadera.


Ten en cuenta que estos índices (Peso Ideal, Masa Corporal y Cintura-Cadera) son siempre aproximados, y lo que te permiten es conocer si tienes exceso de peso, o bien si la grasa de tu cuerpo está acumulada en ciertas zonas. Son índices que no están elaborados en base a criterios estéticos, sino a criterios médicos y, por lo tanto, cualquier tratamiento derivado de la información que estos índices proporcionan debe ser prescrito por un especialista tras el análisis y el reconocimiento del paciente.

Hoy en día tenemos métodos eficaces para todos los problemas, cada uno adecuado a las necesidades y características de cada persona. Desde una dieta a base de batidos de proteinas para bajar de peso de manera rápida, equilibrada y segura; hasta tratamientos como la Hidrolipoclasia Ultrasónica para eliminar definitivamente la grasa acumulada en zonas localizadas.

Nunca te automediques ni emprendas por tu cuenta y riesgo dietas drásticas ni tratamientos con fármacos de ningún tipo. Por mucho que creas que no hay riesgo, puede haberlo y serio además. Ponte siempre en manos de especialistas acreditados que merezcan tu confianza.

preguntameSi quieres más información sobre cualquier tratamiento, o quieres consultar con uno de nuestros especialistas para examinar tu caso, sólo tienes que hacer click aquí. Gracias por leernos.


Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

« Older entries