comer bien

You are currently browsing articles tagged comer bien.

El estrés, la falta de tiempo y el agotamiento físico y mental, no nos ayudan a mantener un ritmo de vida adecuado.

En muchas ocasiones nos encontramos con que no tenemos tiempo para almorzar o para comer en condiciones y lo acabamos haciendo en nuestro lugar de trabajo, de cualquier manera y frente al ordenador, algo poco higiénico ya que el teclado o el móvil son algunos de los objetos con mayor contenido de gérmenes y nos exponemos a ellos.

Es importante que intentemos desconectar de nuestro trabajo y le dediquemos tiempo a nuestra alimentación, aunque sea por unos minutos. Se recomienda destinarle un mínimo de 20 minutos para hacerlo en las mejores condiciones posibles para nuestra salud alimenticia.

En muchas ocasiones nos encontramos que por motivos externos a nuestra voluntad no podemos disfrutar de esos minutos, pero comer ligado al trabajo no es una buena idea, ya que aumenta nuestro estrés y empeora nuestra salud.

Si tenemos adquiridos unos hábitos así, ¡es momento de cambiarlos, estás a tiempo!Comer trabajando

Pero… ¿cómo cambiamos esos hábitos? ¿De dónde saco tiempo para comer mejor?

Nosotros te damos unos consejos:

Dedícale un tiempo de tu fin de semana a preparar los platos y comidas que llevarás a la oficina durante la semana. Aunque te parezca una pérdida de tiempo, ayudará a tu alimentación durante las jornadas laborales.

Elabora platos que se conserven en frío o incluso congelados: tortillas, verduras, cremas y purés, guisos de cuchara… Saben igual de bien aunque hayan pasado unos días después de haberlos preparado. Además, al mantenerlos en frío, conservarán todos sus nutrientes y te beneficiarán en el momento de su ingesta.

Recupera el bocadillo: porque el pan no engorda, engorda lo que ponemos dentro, así que nos podemos preparar algún bocadillo a modo de menú. Lo podemos elaborar con carnes a la plancha, huevo duro, quesos bajos en grasa y… ¡un sinfín de posibilidades! Olvídate de la mayonesa o la mantequilla y prueba con aceite o mostaza.

Comer legumbres: es una de las comidas que nos aportará una mayor fuente de energía. Gracias a que las podemos encontrar cocidas y enlatadas, no nos supondrá un gasto extra de tiempo el cocinarlas y ya no tendremos excusa para disfrutarlas. Son una manera económica, saludable y sencilla de mantener una buena alimentación.

Estos, junto a nuestra imaginación, son algunos de los consejos que te proponemos para recuperar ese momento ‘’kit kat’’ que todos necesitamos en nuestras horas de trabajo.

Siempre debemos recordar que lo que hagamos hoy, nos repercutirá mañana.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

El aburrimiento es el peor enemigo a la hora de hacer dieta. El índice de fracaso realizando una dieta muy restrictiva es muy elevado, ya que genera una falta de motivación y frustración de no ver resultados inmediatos.

El temor de no verse capaz de mantener la motivación, basando nuestra dienta en una alimentación llena de limitaciones, hace que nos desmotivemos, nos irritemos y nos malhumoremos.

Para evitar que nuestra dieta fracase debemos marcarnos unas pautas para mantener una actitud positiva:

  1. Marcarse objetivos realistas: debemos comprender que el adelgazamiento es un proceso, de esta manera evitaremos fijarnos metas a corto plazo como la pérdida de mucho peso en poco tiempo.
  1. Tener objetivos a corto plazo: conseguiremos mantener la motivación en todo momento si nos fijamos objetivos a corto plazo con los que logremos nuestra meta final. Por ejemplo, si queremos adelgazar 5 kilos, nos pondremos objetivos de 500 gramos a la semana, de esa manera la consecución de nuestra primer objetivo nos aportará una sensación de alegría y bienestar.

blog_positivadieta

  1. Realizar pequeños cambios: intentar realizar grandes cambios en nuestro estilo de vida, puede ser contraproducente y dificultar mantener nuestra línea de adelgazamiento durante un largo espacio de tiempo. Así que nos marcaremos pequeños cambios progresivos. En el caso de actividad física, empezaremos con pequeños gestos, como recorrer caminando distancias que antes hacíamos en coche o transporte público, e ir aumentando esa distancia y el ritmo poco a poco puede ser un buen inicio.
  1. Premiarse con un ‘extra’ diario: las prohibiciones de alimentos son del todo desaconsejables. Por el contario, premiarse con algún capricho, permite reconocer y celebrar el esfuerzo que estamos realizando. Pequeños placeres son totalmente compatibles con una dieta equilibrada. (Siempre aplicando el sentido común y evitando los excesos)
  1. Hacer cómplice a tu entorno: es importante que el entorno cercano de la persona que realiza una dieta sepa que su apoyo también es muy necesario. De esta manera evitaremos regalos repletos de calorías o situaciones en las que nuestros amigos o familiares repitan raciones de alimentos delante de nosotros.
  1. Divertirse comiendo: Disfrutar de platos apetitosos no está reñido con una dieta y adelgazar. Sólo tendremos que ser comedidos con las raciones e intentar comer alimentos ricos en fibra y proteínas, evitando las grasas saturadas, los azúcares y el sodio. Apostando por cocciones como, cocinar al horno o al vapor. Técnicas culinarias que nos proporcionarán una cocina ligera y llena de sabor.

Y recuerda que si deseas perder peso, podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros haciendo clic aquí.

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Sants Institut ofrece a las personas con sobrepeso y obesidad un tratamiento innovador que les permitirá perder hasta el 10% del peso corporal en un mes a través de un procedimiento no invasivo y de bajo coste. El tratamiento se basa en la colocación de una pequeña malla en la lengua durante un mes que permite bloquearla consiguiéndose así dos objetivos fundamentales: evitar que los pacientes puedan masticar alimentos y reducir la sensación de ansiedad.

malla

La Malla Lingual está indicada para personas de entre 18 hasta los 70 años de edad quienes para comenzar el tratamiento sólo tendrán que pasar por un sencillo control médico en el que se determinará su índice de masa corporal para saber el sobrepeso.

El procedimiento quirúrgico de instalación de la malla es muy sencillo: se realiza a través de cuatro pequeñas suturas, sólo dura entre 7 y 10 minutos y no tiene riesgos de infecciones. Además, el paciente no necesitará la baja laboral, pudiéndose adaptar a su vida diaria a la salida de la intervención.

El plan nutricional

El Plan Nutricional de la Malla Lingual, que se diseña en función de las necesidades calóricas del paciente, se basa en la ingesta de licuados, sopas, jugos, gelatinas y yogurt durante el mes que el paciente tiene colocada la malla.

Los planes de licuados no suelen sobrepasar las 1200 calorías semanales aunque la dieta se prepara de manera individualizada para asegurar las cantidades recomendadas de ácidos grasos, aminoácidos, oligoelementos y vitaminas. Este tipo de planes tiene una ventaja adicional ya que ayudan a la disminución del apetito dada la formación de cuerpos cetónicos.

El plan tiene una duración total de tres meses ya que, una vez retirada la malla, el paciente continúa el tratamiento dos meses más bajo control médico. Estos dos meses son muy importantes para evitar el efecto rebote.

Beneficios y ventajas

– Evaluación semanal por el equipo médico.
– Pérdida de entre 5 a 15 kilos el primer mes.
– Disminución del tejido adiposo.
– Disminución del colesterol y de la presión arterial.
– Evita el efecto recaída.
– Asegura la perfecta absorción de nutrientes.
– Resultados rápidos y evidentes.

Si sufres de sobrepeso u obesidad y has intentado seguir muchas dietas pero sin éxito, te recomendamos que acudas a una primera visita informativa para asesorarte y ayudarte. Juntos, recuperaremos tu salud.

Solicita tu primera visita totalmente gratuita y sin compromiso haciendo clic aquí, escribiendo a info@santsinstitut.com o llamándonos al 934090243.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿Qué es?

La Lipodieta es un método dietético y nutricional de pérdida de peso rápida y segura para los pacientes con sobrepeso, obesidad y grasa localizada, con el que se consigue perder hasta 9 kilos en 21 días.

Los pacientes tratados con el método Lipodieta han mejorado su estado de bienestar de forma considerable a la vez que han controlado su sobrepeso. Además la Lipodieta permite reeducar al paciente cambiando los hábitos alimentarios de este.

La pérdida de peso se obtiene gracias al complemento alimentario Diet21a y a diferencia de cualquier otro método, la Lipodieta sólo elimina grasas.

Lipodieta-adelzagar

¿Cómo funciona?

En primer lugar, al paciente se le realiza un examen médico general: análisis de sangre, impedancia y un electrocardiograma.

Una vez hecho el estudio del paciente, se le implanta un plan de alimentación personalizado (con la ayuda de los nutricionistas), basado en la dieta mediterránea y el suplemento Diet21a (compuesto por proteínas, aminoácidos y vitaminas).

Los resultados son una reducción del 7 al 9% del peso inicial y una vez completado este primer ciclo, se puede hacer un segundo ciclo perdiendo del 6 al 7% del peso.

Ventajas

– 7 kg menos en 21 días

– Bajo estricta supervisión médica

– Sin pasar hambre

– Sin efecto rebote

– Sin cirugía

– Sin sondas

La Lipodieta es un tratamiento personalizado, por ello los profesionales de Sants Institut harán un seguimiento personalizado del paciente, mediante controles analíticos y fisiológicos.

Si estás cansada de las dietas que no funcionan, de intentar perder peso pero pasar hambre y quieres probar un método que da resultados, contacta con nosotros a través de info@santsinstitut.com o llamando al 93 409 02 43.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Es fácil contar las cosas y no demostrarlas, pero los que seguís nuestros blogs, sabéis que nos gusta contar con el testimonio de hombres y mujeres que se han sometido a un tratamiento determinado para que ellos, de primera mano, cuenten su experiencia y os sirva de ayuda por si estáis en alguno de estos casos.

Hoy le toca el turno a Elena, una chica que decidió hacer una dieta proteínada conjuntamente con una hidrolipoclasia ultrasónica asistida y que se prestó a una entrevista para dar a conocer su caso y ser de ayuda para l@s lector@s que se hayan planteado en algún momento esta opción para deshacerse de la grasa acumulada sin tener que pasar por quirófano.

Dieta proteínada

Vamos a empezar por el final: ¿cuando viniste a la primera visita, qué pesabas? ¿Y ahora? ¿Cuánto tiempo ha pasado?

Empecé el tratamiento en abril de este mismo año. Pesaba 87 kg y ahora peso 73 kg. Hasta la fecha, han pasado 6 meses.

¿En qué fase estás?

Ahora mismo estoy en la fase de dieta, pero habiendo perdido 14 kg cuesta perder peso pero el poder comprar ropa con muchas tallas menos te anima a seguir.

¿Por qué decidiste empezar esta dieta?

Estaba agobiada porque no paraba de subir de peso. No funcionaba con ninguna otra dieta.

¿Cómo lo llevaste al principio? ¿Qué es lo que más te costó?

Estaba motivada porque veía que perdía peso y volumen a la vez. No perdía en las dos primeras semanas y luego empecé a perder. Normalmente en esta dieta se pierde peso, pero perdía antes volumen y luego empecé a perder peso.

¿Qué opinas de los productos ricos en proteínas que conforman la dieta?

Opino que están muy bien, no tienes hambre. Puedes comer verdura y luego un batido. Tienes sensación de saciedad (hay una extensa gama de productos).

¿Recomendarías la dieta proteínada?

Sí. Porque los resultados saltan a la vista.

El tratamiento completo, ¿qué valoración te merece?

Parece muy bien. Hacen controles y analíticas para determinar las cantidades recomendadas de consumo.

Hidrolipoclasia ultrasónica asistida

Elena, ¿por qué decidiste hacerte una hidrolipoclasia?

Mientras pierdes peso se eliminan los michelines que quedan colgados.

¿Qué zonas son las que te has tratado?

Espalda, flancos y abdomen.

¿Cuándo empezaste a notar los resultados?

Desde el primer aunque al principio me costó perder peso con la dieta proteínada.

¿Estás contenta con cómo te ves ahora?

Estoy contenta con los resultados en general.

¿Recomendarías la hidrolipoclasia?

Sin ninguna duda.

Si como ella, quieres resultados inmediatos sin cirugía para olvidarte de la grasa acumulada, sólo tienes que hacer click aquí. Gracias por leernos.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Vanessa estaba harta de no sentirse bien, de no mirarse al espejo, de tener la autoestima por los suelos. Había probado todas las dietas habidas y por haber y hasta se había colocado un balón intragástrico pero en su caso, no funcionó. Su organismo es rebelde y aunque adelgazó mucho, con el tiempo lo recuperó y ya no sabía quá hacer.

Un buen día, visitando la web de Sants Institut se interesó por la operación de bypass gástrico o reducción de estómago y se decidió a acudir al centro médico para empezar con todos los trámites necesarios. No había que convenverla de nada, no había que “venderle” nada, ella sabía lo que quería y por eso había venido. Había llegado a su límite y se había propuesto cambiar su vida emprendiendo un nuevo camino.

De ese día en el que Vanessa fue a Sants Institut, de ese día en el que se operó, han pasado ya dos meses y medio y Vanessa ha perdido ya 27kg. Ella es una mujer luchadora, valiente, decidida y alegre. Y con cada una de sus visitas al centro, Vanessa nos alegra contándonos que está bien, que cada vez su autoestima crece más y que se siente feliz. De estas visitas y de su carácter tan estupendo nace este post, un post que irá creciendo junto con la evolución de Vanessa después de esta nueva etapa que ha comenzado para iros contando cómo se vive con una reducción de estómago, nos contará todo lo bueno, y todo lo malo, porque no hay nada como que te cuenten las cosas de primera mano (siempre lo hemos defendido).

Esperamos contar con vosotr@s y que sigáis a Vanessa en su nuevo caminar, y ella estará encantada de responderos a todas vuestras dudas, porque quiere ayudar y quiere que aquellas personas con obesidad no tengan miedo a tomar una decisión tan difícil como esta, quiere que sepan que hay solución y que está sólo en sus manos ponerle remedio.

Ella es Vanessa… ¿Nos acompañáis?

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Estamos comiendo sano y nos hacemos una ensalada, una pechuga a la plancha y de postre un trozo de sandía. ¡Error! La sandía ha hecho que tu índice glucémico se dispare por los aires y, en cierto modo, el comer sano se ha visto desplazado por esa subida de azúcar.

Como ves, hablamos de algo llamado el índice glucémico (IG). Éste concepto surgió en los años ochenta cuando se observó que distintos alimentos con la misma cantidad de carbohidratos tenían efectos diferentes en el nivel de azúcar en la sangre. Con el mismo nivel de carbohidratos, los alimentos con un IG elevado producen fluctuaciones notables en el nivel de azúcar en la sangre, mientras que los alimentos con IG reducido provocan un aumento menor del mismo.

La velocidad a la que se digieren y asimilan los diferentes alimentos depende del tipo de nutrientes que los componen, de la cantidad de fibra presente y de la composición del resto de alimentos presentes en el estómago e intestino durante la digestión.

Estos aspectos se valoran a través del índice glucémico de un alimento. Dicho índice es la relación entre el área de la curva de la absorción de la ingesta de 50 gr. de glucosa pura a lo largo del tiempo, con la obtenida al ingerir la misma cantidad de ese alimento.

El índice glucémico se determina mediante un proceso que se basa en tomar cada poco tiempo muestras de sangre a una persona a la que se le ha hecho consumir soluciones de glucosa pura unas veces y el alimento en cuestión otras. A pesar de ser bastante complicado de determinar, su interpretación es muy sencilla: los índices elevados implican una rápida absorción, mientras que los índices bajos indican una absorción pausada. Este índice es de gran importancia para los diabéticos, ya que deben evitar las subidas rápidas de glucosa en sangre.

Los alimentos de elevado índice glucémico pueden ocasionar problemas como que al aumentar rápidamente el nivel de glucosa en sangre se segrega insulina en grandes cantidades, pero como las células no pueden quemar adecuadamente toda la glucosa, el metabolismo de las grasas se activa y comienza a transformarla en grasas. Estas grasas se almacenan en la células del tejido adiposo. Nuestro código genético está programado de esta manera para permitirnos sobrevivir mejor a los períodos de escasez de alimentos. En una sociedad como la nuestra, en la que nunca llega el período de hambruna posterior al atracón, todas las reservas grasas se quedan sin utilizar y nos volvemos obesos.

Posteriormente, toda esa insulina que hemos segregado consigue que el azúcar abandone la corriente sanguínea y, dos o tres horas después, el azúcar en sangre cae por debajo de lo normal y pasamos a un estado de hipoglucemia. Cuando esto sucede, el funcionamiento de nuestro cuerpo y el de nuestra cabeza no están a la par, y sentimos la necesidad de devorar más alimento. Si volvemos a comer más carbohidratos, para calmar la sensación de hambre ocasionada por la rápida bajada de la glucosa, volvemos a segregar otra gran dosis de insulina, y así entramos en un círculo vicioso que se repetirá una y otra vez cada pocas horas.

La obesidad y el apetito voraz son otras de las consecuencias de comer demasiados alimentos con un alto índice glucémico, y se ha sugerido que las dietas con un IG reducido pueden llevar a una pérdida de peso porque son muy saciantes. Más adelante, podrás ver una relación de alimentos con su índice glucémico para saber cuáles son los que lo tienen reducido y así podrás crear una dieta a base de alimentos con bajo IG que te ayuden a saciarte.


Seguramente a estas alturas te estés preguntando de qué depende que los alimentos tengan un alto o bajo índice glucémico, ¿verdad? Pues te damos unas claves que seguro que te sorprenderán:

– Para empezar, dependerá del propio alimento en sí mismo. Por ejemplo, una zanahoria (rica en hidratos) tienen un IG más alto que un cacahuete. ¿A que no lo esperabas?

– Influirá la cantidad de fibra que aporte ese alimento o la comida en general.

– Un factor básico será la proporción de hidratos y proteína de la comida. Así que según combinemos, podrá variar el resultado final. Hay que tener en cuenta que los hidratos suben los niveles de glucosa y las proteínas los disminuyen.

– Algo curioso: si una fruta está más madura, mayor es su IG. Para evitarlo, hay que intentar no dejar que la fruta se pase de madura. Sucede lo mismo conla pasta y los cereales; cuanto más cocidos (cuando quedan pastosos), mayor es su índice glucémico.

Conociendo el IG, éste nos resultará una herramienta muy útil para clasificar el impacto de los carbohidratos en el organismo. Para elaborar una dieta sana, lo mejor es incluir una mezcla apropiada de alimentos nutritivos con IG alto y bajo. Aquellos interesados en reducir reducir la carga glucémica (CG) general de su dieta deberían simplemente aumentar el consumo de alimentos con un IG bajo, como legumbres (alubias, guisantes, lentejas, etc.), frutas, cereales a base de avena y pasta o sustituir algunos alimentos con un IG elevado por alternativas con un IG menor (por ejemplo, consumir cereales de desayuno a base de avena, cebada y salvado o tomar pan con cereales en lugar de pan blanco). De este modo, mejoraremos la regulación del azúcar en sangre, reduciremos la secreción de insulina y ayudaremos a un programa de pérdida de peso.

Y no creas que nos olvidamos de facilitarte el IG de los alimentos más comunes. Ahí van unos cuantos y el resto puedes consultarlos en internet, siendo su valor aproximado:

preguntame

Si quieres cuidar tu alimentación, perder peso o cuidar tu diabetes, debes seguir una dieta sana y equilibrar los alimentos. Ponte en contacto con nosotros y te concertaremos una cita con uno de nuestros especialistas para estudiar personalmente tu caso.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cuando una se plantea hacer dieta, debería plantearse en paralelo ir al gimnasio. Pero no siempre es así, bien porque no se tiene tiempo, dinero o ganas.

Y la verdad es que esto repercute negativamente y sobre todo en casos en que la bajada de peso es muy grande, pues si no se trabajan los músculos, como consecuencia de reducir el volumen de grasa, la piel pierde elasticidad y aparece la flacidez, que se traduce en piel colgando o incluso formando pliegues.

Es común que en estos casos, la flacidez sea claramente visible en brazos, muslos y abdomen, creando como ello el efecto “barriga fofa”. Para solucionarlo, existen distintas operaciones que pueden ayudar a hacer desaparecer los colgajos de piel sobrantes según la zona afectada: abdominoplastia para el abdomen, braquioplastia para los brazos o lifting crural para los muslos. Estas operaciones consisten, a grandes rasgos, en realizar una o varias incisiones y cortar la piel sobrante, suturando luego la herida y realizando, si es necesario, alguna intervención más con tal de que el resultado sea óptimo. Son procesos muy efectivos, pero no todo el mundo quiere someterse a ellos, así que existen una serie de ejercicios que, a largo plazo, ayudan a tonificar el cuerpo y evitar esa flacidez exagerada.

Las mujeres, a diferencia de los hombres, no nos obsesionamos con conseguir esa “tableta” en el abdomen, pero sí que nos preocupa conseguir un vientre plano. Para conseguir algo así, hay que trabajar paso a paso, tanto y lo que hay que hacer es seguir una serie de consejos para empezar la lucha por un abdomen perfecto.

Existen dos tipos de ejercicios; los aeróbicos o cardiovasculares, y los anaeróbicos o de entrenamiento muscular. Los aeróbicos ayudan a quemar calorías y a estimular el sistema cardiovascular, los anaeróbicos tonifican los músculos.

A partir de aquí, para conseguir un abdomen plano hay que:

  • Combinar ambos tipos de ejercicios, manteniendo siempre la dieta.
  • Realizar ejercicios aeróbicos (correr, bicicleta, etc.) durante media hora cuatro veces a la semana.
  • Establecer una rutina de abdominales alternando un día de descanso por medio, así el músculo descansará, se recuperará y crecerá. El resultado de estos ejercicios depende de cómo se hacen más que la cantidad de repeticiones que se lleven a cabo. Si se hacen mal, no se obtendrán resultados. Todo el mundo sabe cómo se hacen los abdominales, pero hay que tener en cuenta que no es necesario levantar todo el torso del suelo, si levantamos justo lo necesario para sentir cómo el abdominal trabaja (se siente más duro), estaremos haciéndolo bien.
  • Al terminar, no hay que olvidar realizar estiramientos. Es una parte muy importante a la hora de hacer ejercicio y mucha gente se la salta, pero así se evitan lesiones y dolores.
También existen una serie de ejercicios que se pueden realizar en casa o incluso en la oficina:
  • Mantener la espalda recta y derecha. Si andas agachada, los abdominales están relajados, sólo al enderezarse los abdominales se contraen automáticamente y están trabajando en continuo.
  • Esconder el vientre o ponerlo duro cada vez que se vaya a hacer algún esfuerzo, así la fuerza se concentrará en los abdominarles, trabajando ellos en lugar de la espalda y tonificándolos y evitando lesiones en la columna.
  • Respirar profundamente inhalando por la nariz hasta inflar el vientre y sacar el aire hasta que el abdomen se hunda. Se trabaja toda la musculatura del tronco y además sirve para relajarse y oxigenarse.
  • Contraer el abdomen en cada ocasión que se pueda, mantiendo el vientre duro dos segundos y repitiendo todas las veces que se quiera. Se puede hacer mirando la tele, estando frente al ordenador, mientras se camina… Y será como estar haciendo abdominales y tonificando el cuerpo a la vez que se está haciendo cualquier otra actividad.
  • Mantenerse activo realizando cualquier ejercicio, tan simple como subir escaleras o caminar. Practicar el hula-hoop es también una muy buena forma de conseguir un vientre plano. En este caso, se hace hula-hoop durante 10 minutos, 3 veces al día. ¡Volveremos a la infancia, nos divertiremos y estaremos trabajando abdomen y quemando calorías!

Con estos consejos tan simples, estarás avanzando hacia un vientre plano sin flacidez y una mejora física siempre que se complete con una alimentación equilibrada y unos hábitos de vida saludables. Como en todo, hay que adquirir una constancia ya que, evidentemente, a la primera no obtendremos resultados. Pero ¡querer es poder!

preguntame

Si quieres olvidarte de la flacidez de forma efectiva, podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros y te concertaremos una cita con uno de nuestros especialistas para estudiar personalmente tu caso y proponerte el mejor tratamiento que complemente tu dieta y tu rutina de ejercicios para conseguir un efecto óptimo 100%.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

En un post anterior dimos las claves para preparar la piel para el sol y ahora, como prometimos, os daremos las claves para mantener el bronceado.

Es muy importante que conozcas qué fototipo de piel tienes (determinante de la reacción a la exposición frente al sol) para poder aplicar los consejos que dimos en el anterior post y para que a la hora de mantener tu bronceado, uses los productos adecuados, como los protectores y bronceadores solares.

Para saber el factor de protección solar (FPS) más adecuado a tus necesidades, identifica tu piel mediante la siguiente información:

  • Fototipo 0: Cabello canoso, ojos azules, piel albina, sin pecas y sin bronceado: en este caso, debe evitarse la exposición al sol.
  • Fototipo 1: Cabello pelirrojo, ojos verdes o azules, piel clara o sensible y bronceado mínimo: si este es tu fototipo, aplícate una protección extrema de FPS 30 durante los primeros días y luego pasa a la protección máxima de FPS 25.Si eres pelirroja, tus ojos son verdes o azules, tu piel es muy clara o sensible y tu bronceado, mínimo.
  • Fototipo 2: Cabello rubio o castaño, ojos claros, piel clara de pocas pecas y bronceado del mismo tono, con alto grado de sensibilidad: en los primeros días conviene aplicar un FPS de 20 y después pasar al número 15.
  • Fototipo 3: Cabello rubio, ojos pardos, piel clara o mate y bronceado clarito: recomendable usar al principio un FPS 12 y los días siguientes pasar a un FPS 10.
  • Fototipo 4: Cabello castaño, ojos oscuros, bronceado intenso, piel mate sin pecas y poca sensibilidad: es conveniente iniciarse con protección media de FPS 8 para continuar con el número 6.
  • Fototipo 5: Cabello castaño oscuro, ojos oscuros, bronceado muy intenso, sin pecas y poco sensibles: requieren primeramente un FPS 6 para después pasar al FPS 4.
  • Fototipo 6: Cabellos, ojos y bronceado negro y piel sin pecas: para este tipo de piel la protección casi no es necesaria, aunque es bueno quelos primeros días use protección mínima (FPS 4) y el resto de los días un hidratante para piel normal.

Y por si alguna vez te has preguntado cómo determinar el número de FPS, te lo contamos: un FPS 25 hace que la persona que lo emplea tarde 25 veces más en quemarse de lo que lo haría si no lo llevara. Es decir, si tu piel enrojece después de estar cinco minutos al sol, usando un protector 25 (25×5) tardará 125 minutos en volverse roja.

Es importante tener en cuenta que nuestro organismo es inteligente y que nuestra piel es capaz de adaptarse a las distintas condiciones climatológicas, tornándose, por ejemplo, más gruesa para protegerse del sol. El proceso de bronceado supone una deshidratación muy fuerte y una producción de colágeno de mala calidad. Para proteger los daños y mantener el bronceado, es básico que:

  1. Hidrates tu piel aplicando un after sun o un producto natural como la manteca de karité. Después de un buen baño de sol, no hay nada como una ducha corta, un secado con toalla suave y la aplicación de la crema corporal o manteca de karité. Con estos productos, conseguiremos calmar y reestructurar la piel tras la exposición solar. Conseguiremos una piel más suave, fina y menos sensible. El mejor aliado para la piel será una ducha corta y tras secarla con una toalla suave podremos aplicar una leche corporal o manteca de karité.
  2. Te hagas una exfoliación con regularidad. Lo ideal es hacerlo una o dos veces por semana, tanto a nivel facial como corporal. Con una exfoliación conseguirás deshacerte de las células muertas de la piel y conseguir un cutis uniforme y regenerado. Con la exfoliación o peeling el bronceado se atenuará un poquito pero la piel ganará uniformidad, tendrá menos manchas y será más suave.
  3. Bebas agua a menudo y mantengas una alimentación sana con muchas frutas y verduras. Seguro que habéis oído más de una vez que la zanahoria ayuda a mantener el bronceado, y es cierto, pero también hay otros alimentos que lo hacen, como los tomates, los albaricoques, los melones (todos estos ricos en betacaroteno, como la zanahoria), las alcachofas, las berenjenas, el apio, el brécol y las espinacas (ricas en zinc, sicilio y vitamina A) y los frutos secos. Algo que hidrata mucho la piel es el agua, así que procurar beber bastante, verás como tu piel lo agradece y tu bronceado luce mucho más.

Todo lo que te contamos ahora y en el post anterior es para evitar los daños que causa el sol en la piel y evitar los efectos nocivos como la hiperpigmentación, las pecas, la sensibilidad y el envejecimiento prematuro. Es muy importante que recuerdes que si abusas del sol puedes causar daños dramáticos que pueden acabar derivando en un cáncer de piel. Y aunque nadie quiere pensar en eso, hay que ser realista y consciente de que tomar más sol del debido puede causar esta cruel enfermedad.

preguntameSi quieres más información o deseas reservar ya un cita para un tratamiento que prepare tu piel para el verano, sólo tienes que hacer click aquí. Gracias por leernos.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Es fácil contar las cosas y no demostrarlas, pero los que seguís nuestros blogs, sabéis que nos gusta contar con el testimonio de hombres y mujeres que se han sometido a un tratamiento determinado para que ellos, de primera mano, cuenten su experiencia y os sirva de ayuda por si estáis en alguno de estos casos.

Hoy le toca el turno a Raquel, una chica que decidió hacerse una hidrolipoclasia ultrasónica asistida y que se prestó a una entrevista para dar a conocer su caso y ser de ayuda para l@s lector@s que se hayan planteado en algún momento esta opción para deshacerse de la grasa acumulada sin tener que pasar por quirófano.

¿Cómo conociste el tratamiento médico de la hidrolipoclasia ultrasónica asistida?

Me lo comentó una amiga y empecé a buscar por internet. En todas las búsquedas que hice, aparecía Sants Institut, así que me decidí a llamar y pedir una cita para que valoraran mi caso y me informaran más.

¿Por qué querías someterte a un tratamiento como este?

Tenía algo de grasa acumulada en los flancos traseros y quería deshacerme de ella. Vi que la hidrolipoclasia ofrecía resultados rápidos que es lo que yo quería, así que me tuve claro que esto era lo que yo quería obtener.

¿Qué tal fue la atención recibida?

Me atendieron muy bien y me dieron mucha confianza, tanto la directora como todo el personal médico y en especial el Dr. Ornosa.

¿Es doloroso el tratamiento?

Para nada, es molesto, pero no doloroso.

¿Cómo fue el día después de haberte hecho la hidrolipoclasia?

Al día siguiente aún perdí algo del líquido lipolítico que infiltran, ya que me infiltraron 3litros pero sólo pudieron retirar 2,5l ya que es imposible extraerlo por completo en la sesión. Lo que me alegró fue que al día siguiente, cuando me retiré el vendaje, ya noté la diferencia en mi silueta.

¿Qué tratamiento seguiste después de la sesión?Pues tres días después de la hidrolipoclasia, volví al centro para que me quitaran los puntos y empecé desde ese mismo día a hacerme una semana un drenaje linfático, otra semana una presoterapia, y otra una mesoterapia y además tuve visitas con la nutricionista para controlar mi alimentaciñon. Actualmente, sigo haciéndome mesoterapia con la nutricionista.

Las visitas a la nutricionista, ¿te ayudaron a controlar tu dieta?

Yo siempre había comido bien, pero es cierto que bajé 6kg con facilidad, y a fecha de hoy, he perdido ya 9kg. Quitarme esa grasa acumulada agilizó la pérdida de peso y pasé de una 42 a una 38.

¿Solías hacer ejercicio físico? Si es así, ¿cuánto tiempo tardaste en volver a practicarlo con regularidad?

Estuve un mes sin poder hacer deporte porque yo hacía abdominales sobre todo y claro, la zona molestaba. Pero no es incompatible ya que si no molesta excesivamente, se puede hacer ejercicio sin problemas, algo más suave, pero se puede.

¿Recomiendas la hidrolipoclasia a esas personas que quieren deshacerse de la grasa acumulada?

La recomiendo desde que la probé porque yo estoy muy contenta, así que siempre que puedo la recomiendo a aquellas personas que me comentan que les gustaría deshacerse de “michelines” o de grasa que no consiguen eliminar con dieta o ejercicio. Y mira, yo me he hecho otras dos hidrolipoclasias, una en la zona de la barriga para proporcionar mi cuerpo y otra en la zona del sujetador, en la espalda. Mi cuerpo ahora es otro y estoy muy feliz, ¡así que os animo a confiar en la hidrolipoclasia!

preguntameSi como ella, quieres resultados inmediatos sin cirugía para olvidarte de la grasa acumulada, sólo tienes que hacer click aquí. Gracias por leernos.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

« Older entries