BOLAS DE BICHAT: AFINA TU ROSTRO

 

Qué son las Bolas de Bichat

 

Las Bolas de Bichat son paquetes grasos localizados en cada una de las mejillas, justo por debajo de los pómulos. Configuran el espacio entre la zona media y la zona inferior de la cara dando un aspecto más redondeado al óvalo facial sobretodo en la infancia.

Al crecer y desarrollarse el resto de estructuras del rostro, el tamaño de las Bolas de Bichat disminuye de forma relativa aunque en algunas personas sigue siendo prominente. Deben su nombre al anatomista francés Marie François Xavier Bichat quien demostró que no se trataba de tejido glandular sino de unas bolsas de grasa bucal. En la edad adulta su función es nula.

 

 Qué es la bichectomía

 

La bichectomía es una intervención quirúrgica menor y mínimamente invasiva que consiste en la extracción de las estructuras grasas conocidas como Bolas de Bichat.

Esta cirugía es ambulatoria, de corta duración – entre 30 y 45 minutos – y se realiza con anestesia local. Consiste en realizar una pequeña incisión en la parte interna de cada mejilla por la que se extrae el paquete graso, procediendo luego a realizar una sutura con puntos que caerán solos sin que se aprecie ninguna cicatriz visible.

También puede realizarse la bichectomía en conjunto con otras cirugías faciales como la rinoplastia o la blefaroplastia; en estos casos se realizan con anestesia general.

 

Cuidados post-cirugía

 

Al tratarse de una intervención sencilla y mínimamente invasiva deben seguirse unas elementales precauciones que serán indicadas por el equipo médico.

Puede sentirse una ligera molestia inmediatamente después de la cirugía que se tratará con analgésicos orales. Se recomienda beber líquidos fríos las primeras 24 horas y seguir una dieta blanda durante una semana para atenuar la lógica inflamación de las mejillas, así como una correcta higiene bucal.

Al cabo de 2 o 3 días el paciente puede reincorporarse a la vida laboral evitando la práctica de deportes o esfuerzos de alta intensidad los primeros días tras la intervención.

 

Que cambios se observan tras la cirugía 

 

La inflamación desaparece de forma paulatina en unos días; entre seis y ocho semanas después de la intervención se observan los resultados definitivos.

El rostro se ve más afinado y con los pómulos más acentuados consiguiendo un aspecto más estilizado.

Es un procedimiento muy indicado para aquellas personas, hombres y mujeres, con un aspecto facial excesivamente redondeado y con mejillas abultadas sin que ello se deba a un problema de sobrepeso.

 

Si deseas definir y realzar tu rostro de forma natural y permanente contacta con nosotros.

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *