¿Conoces la alimentación Ayurvédica?

Seguro que el término «Ayurveda» no os suena a nuevo. Y es que, en la última década, ha cogido bastante notoriedad en Occidente, de la mano de otras prácticas orientales, como el yoga o la meditación. Este antiguo sistema médico indio, ha sido presentado como una alternativa a la medicina clínica tradicional.

Un planteamiento holístico de la salud

Son diversas las razones por las que destaca el Ayurveda, pero, quizás, la principal sea por ofrecer un acceso relativamente rápido al tratamiento, además de tener un enfoque holístico de la salud. Esta cosmovisión permite integrar las propiedades mentales y emotivas como parte del todo.

Su sistema alimentario se reduce a tres modelos prescriptivos (o Doshas), simples y directos, que sirven de patrón para establecer conjeturas. Estos supuestos son necesarios tanto para el diagnóstico como para el tratamiento; por lo que hace pensar que no somos tan únicos como nos creemos, ¿no?

Los tres Doshas (cuerpos Ayurvédicos)

Cada Dosha debe entenderse como una agrupación única de características. Para conocer el tipo de Dosha que somos, lo más fiable es consultar con un experto en Medicina Ayurvédica, ya que nos proporcionará un relato integral y detallado de nuestro físico.

Pero para haceros una ligera idea del concepto que integra cada Dosha, os he resumido las principales características de cada uno. A modo de apunte, indicar que solemos encarnar dos tipos Doshas, aunque predomine uno más que otro.

  • Kapha Dosha

Este arquetipo es el que posee el cuerpo más grande de todos. Son anchos de caderas y de hombros y gozan de muy buena resistencia física, pero tienen tendencia a aumentar de peso. Son de cabello grueso y de color oscuro. Cognitivamente, los Kapha Dosha operan despacio, pero tienen gran memoria. Destacan por manifestar una actitud pacífica y serena, además de por ser muy leales.

  • Pitta Dosha

Son individuos de complexión media, con un buen tono muscular. Físicamente, los Pitta tienen el cabello canoso o en tonos claros, fino; tienen la misma facilidad para ganar peso como para perderlo. Su metabolismo es acelerado, por lo que es frecuente que sufran de patologías nerviosas, de dolores de estómago y de problemas con la tensión. Son inteligentes, perfeccionistas y estrategas; intentan actuar con pasión, tanto para lo bueno como para lo malo.

  • Vata Dosha

Las personas que encarnan el arquetipo Vata son las más delgadas; de hecho, pueden tener dificultades para subir de peso. Sus estructuras óseas son prominentes y tienen poco tono muscular. Son avispados y autodidactas, pero algo despistados; no ponen barreras al cambio y son muy creativos.

Y vosotr@s, ¿qué Dosha creéis que sois?

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *