Protege tu suelo pélvico al realizar deportes

Algunos médicos ginecólogos advierten que hay ciertos ejercicios, en especial los de alto impacto y las pesas, que pueden acabar debilitando el suelo pélvico de la mujer. Un suelo pélvico débil puede tener consecuencias como: escapes de orina cuando se tose, estornuda o ríe; no aguantar las ganas de orinar y no llegar al servicio a tiempo, sensación reducida de la vagina e hinchazón en la apertura, dolor de espalda…etc.

Para evitar esta o cualquier otra de las complicaciones de un suelo pélvico débil se recomienda tomar en cuenta los siguientes puntos:

Vaciar la vejiga cada dos horas y siempre hacerlo antes de hacer ejercicios que aumenten la presión sobre el suelo pélvico.

Evitar el estreñimiento.

-Hidratarse bien.

Contrarrestar los ejercicios  de alto impacto con ejercicios de tonificación  del músculo transverso del abdomen y del suelo pélvico para que sujete bien en momentos de presión, es decir, momentos en los que se corra, coja peso, salte…etc.

Mantener respiración fluida mientras hacemos ejercicio de alto impacto. Es decir no retener el aire cuando se hace fuerza.

Emplear un gel adecuado al ph vaginal para mantener íntegra la flora vaginal.

 

 

 

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *