Método KAI. Cuando tú cambias, cambia todo…hasta tu forma de comer.

 

Cada día hay más dietas y tratamientos que ayudan a la persona a perder peso. Existen muchísimas dietas: las que cuentan calorías, las que no. Las restrictivas, las permisivas. Las que usan shutterstock_92466964suplementos para complementar o sustituir comida. Las que combinan alimentos, las que son crudas, veganas, proteicas, homeopáticas…y miles de opciones más. La verdad es que la mayoría de las dietas sí funcionan y las personas que se someten a ellas terminan perdiendo kilos. Pero entonces ¿por qué seguimos gordos?

La genética puede ser un factor, pero sin embargo la mayoría de las personas que sufren de obesidad o sobrepeso no lo llevan en su ADN, sino en sus emociones. Cuántas veces no hemos asaltado la nevera porque estamos nerviosos, aburridos, estresados, preocupados, tristes, ansiosos, rabiosos…etc. Es tal cual aparece en las películas: la chica que la deja el novio y se come un bote de helado gigante o el señor que no puede dormir y decide asaltar la nevera en mitad de la noche.

Cuando la forma en que comemos responde a nuestros estados de ánimo, no habrá dieta que funcione. O cambiamos nosotros o no podremos tener un peso saludable que se mantenga en el tiempo….y de eso se trata el KAI

El método KAI cuenta con dos pilares fundamentales, por un lado las pautas nutricionales que nos enseñan a comer de forma saludable y equilibrada y por el otro, el pilar que diferencia el KAI de cualquier otro método, el que nos enseña cómo manejar nuestras emociones para que estas no dictaminen nuestra forma de comer.

Con el método KAI el paciente recibe las herramientas necesarias para gestionar sus emociones, esas mismas emociones que lo llevan a comer de forma compulsiva o nerviosa, saboteando cualquier intento de comer equilibrada y sanamente.

Técnicas de visualización, relajación, digitopuntura, gestión de la ansiedad y el estrés…etc, son algunas de las herramientas que se le proporcionan al paciente para que logre dar ese cambio interior que cambiará su relación con la comida.

 

Tags: , ,

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *