¡Arriba la fiesta, abajo las calorías!

shutterstock_41208280 Cada vez que tenemos una fiesta nuestra dieta no solo se descalabra sino que retomarla parece imposible. Así entramos en un ciclo interminable de empezar la dieta el lunes y acabarla el jueves.

La idea es poder disfrutar de una buena cena o una salida con amigos sin el estrés de romper la dieta. Y de que se puede, se puede. Primer consejo, relájate y disfruta de las fiestas y las salidas porque sino ¿qué sentido tienen? Solo con aplicar unos pequeños e infalibles trucos que te vamos a dar, podrás vivir al máximo cada oportunidad que tengas de sentarte a la mesa con la familia o los amigos.
Qué hacer cuándo te invitan
-Nunca vayas con el estómago vacío o te comerás todo a tu paso. Tómate un caldo caliente o una manzana antes de salir de casa y llegarás con un nivel de hambre ¨normal¨ que te permitirá disfrutar sin comer de más.
-Come de todo pero dale prioridad a los vegetales, ensaladas, frutas…etc. Son más sanas y ayudarán a llenar tu estómago dejando poco espacio para la comida más calórica y probablemente menos sana.
-En cuanto bebidas, alcohólicas o no, siempre tómate un vaso de agua antes. Así no estarás respondiendo a tu sed sino al simple placer de degustarla. Recuerda que si estás conduciendo ya no hablamos de calorías sino de un consumo responsable de bebidas alcohólicas.
-A la hora del postre siempre decántate por las frutas.
-Si puedes antes y/o después de comida: camina. Caminar antes de comer activará tu metabolismo y después de la comida te ayudará a hacer la digestión. Así que si tienes la opción de ir caminando ¡genial!. Si vas en tren o metro pues no dudes bajarte una estación antes o si vas en coche aparca un poco más lejos para obligarte a caminar.

Ahora ya no tienes excusas para disfrutar de las fiestas sin que estas ¨acaben¨ contigo. Así que manos a la obra…!a celebrar!

Tags: , , ,

Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *