Julio 2017

You are currently browsing the monthly archive for Julio 2017.

Saber si una dieta es saludable o, por el contrario, nos está trastornando, es crucial para poder hablar en términos de salud y bienestar, o no. El pensamiento desordenado y obsesivo es propio en personas que están asumiendo negativamente una dieta.  

Una dieta jamás tiene que hacernos sentir que nos consume la vida, que nos produce estrés y/o vergüenza, además de alienarnos y alejarnos, progresivamente, de nuestros amigos y familiares con el fin de evitar situaciones donde esté presente la comida o que se nos juzgue físicamente.  

¿Qué es una dieta saludable? 

Una dieta es un aspecto de nuestro estilo de vida y, como tal, es capaz de producirnos emociones negativas. Por eso mismo, si detectamos esta relación tan angustiosa con la dieta y la nutrición, esto NO es una dieta saludable; lo será, por el contrario, toda aquella que promueva la salud y el bienestar físico y emocional. 

A continuación encontraréis 5 indicadores de cuándo una dieta se está volviendo nuestro peor enemigo… ¡S.O.S.! 

  1. Burlarse de las personas que tienen diferentes opciones dietéticas a la nuestra, ¡ni es sano ni humano!
  2. Invertir tiempo libre(que se necesita para otras cosas) en visitar blogs de otras personas y discutir con ellos sobre sus opciones dietéticas, tampoco fomenta la salud (ni la propia ni la ajena). 
  3. Eliminarcompletamente aquellos alimentos que no son una fuente de salud extrema pero que consumidos con moderación son excelentes (como las olivas, por ejemplo) tampoco es sano. Y, mucho menos, si es por dictamen de un gurú de dietas, supuestamente, prodigiosas.  
  4. Experimentar estrés, vergüenza, culpa o ansiedad, tampoco es un referente de salud.En este sentido, es muy necesario solicitar ayuda médica. 
  5. Centrar todos los esfuerzos en la dieta, olvidándonos del resto de partes que conforman un estilo de vida saludable(como el ejercicio regular, el sueño adecuado, el manejo del estrés y de la luz solar, etc.), es más que poco saludable, ¡contraproducente! Es imposible compensar esas prácticas por otros elementos nutricionales, puramente, sin más. 

Si creéis que podéis estar necesitando ayuda con vuestra alimentación, no dudéis en contactar con Sants Institut, el centro de referencia en Barcelona y en Valencia, en tratamientos médicos para el sobrepeso y la obesidad. ¡Infórmate sin compromiso! 

 

Seguro que el término «Ayurveda» no os suena a nuevo. Y es que, en la última década, ha cogido bastante notoriedad en Occidente, de la mano de otras prácticas orientales, como el yoga o la meditación. Este antiguo sistema médico indio, ha sido presentado como una alternativa a la medicina clínica tradicional.

Un planteamiento holístico de la salud

Son diversas las razones por las que destaca el Ayurveda, pero, quizás, la principal sea por ofrecer un acceso relativamente rápido al tratamiento, además de tener un enfoque holístico de la salud. Esta cosmovisión permite integrar las propiedades mentales y emotivas como parte del todo.

Su sistema alimentario se reduce a tres modelos prescriptivos (o Doshas), simples y directos, que sirven de patrón para establecer conjeturas. Estos supuestos son necesarios tanto para el diagnóstico como para el tratamiento; por lo que hace pensar que no somos tan únicos como nos creemos, ¿no?

Los tres Doshas (cuerpos Ayurvédicos)

Cada Dosha debe entenderse como una agrupación única de características. Para conocer el tipo de Dosha que somos, lo más fiable es consultar con un experto en Medicina Ayurvédica, ya que nos proporcionará un relato integral y detallado de nuestro físico.

Pero para haceros una ligera idea del concepto que integra cada Dosha, os he resumido las principales características de cada uno. A modo de apunte, indicar que solemos encarnar dos tipos Doshas, aunque predomine uno más que otro.

  • Kapha Dosha

Este arquetipo es el que posee el cuerpo más grande de todos. Son anchos de caderas y de hombros y gozan de muy buena resistencia física, pero tienen tendencia a aumentar de peso. Son de cabello grueso y de color oscuro. Cognitivamente, los Kapha Dosha operan despacio, pero tienen gran memoria. Destacan por manifestar una actitud pacífica y serena, además de por ser muy leales.

  • Pitta Dosha

Son individuos de complexión media, con un buen tono muscular. Físicamente, los Pitta tienen el cabello canoso o en tonos claros, fino; tienen la misma facilidad para ganar peso como para perderlo. Su metabolismo es acelerado, por lo que es frecuente que sufran de patologías nerviosas, de dolores de estómago y de problemas con la tensión. Son inteligentes, perfeccionistas y estrategas; intentan actuar con pasión, tanto para lo bueno como para lo malo.

  • Vata Dosha

Las personas que encarnan el arquetipo Vata son las más delgadas; de hecho, pueden tener dificultades para subir de peso. Sus estructuras óseas son prominentes y tienen poco tono muscular. Son avispados y autodidactas, pero algo despistados; no ponen barreras al cambio y son muy creativos.

Y vosotr@s, ¿qué Dosha creéis que sois?

Siempre hablamos de belleza pero, sobre todo, hacemos más hincapié en verano. Incluso, hablamos de desafíos y metas de belleza. Pero, ¿existe mayor desafío que el de cuidarnos más que a nadie, y no sólo en verano, sino todo el año? ¡Por supuesto que no!

Sin embargo, hay cosas que sólo se pueden hacer en verano; así que aquí tenéis algunos tips básicos para mimaros y disfrutar de las vacaciones como es debido.

Para la piel:

 

Exfoliarnos adecuadamente para deshacernos de las células muertas de la piel y regenerarla es fundamental. Además, debemos hidratarla abundantemente ya que el Sol, la playa, el sudor… pasan factura (y muy rápido).

Para el cuerpo:

 

Aprovechar las sensaciones materiales del verano es primordial: el tacto del cuerpo reposado sobre la arena,  el goce de los rayos de sol sobre nuestra cara, el contraste del agua, el canto de los pájaros por la mañana… Es una época perfecta para abrirnos a todos los estímulos posibles, tratando de percibir lo que está sucediendo dentro de nosotros y conectando con el mundo que nos rodea.

Para la mente:

El verano no es un buen momento para pensar demasiado. La creatividad tiene que resurgir y no hay que ponerle barreras. Es importante seguir nuestro instinto y no hacerse demasiadas preguntas. Es hora de recargar las baterías; por lo tanto, nada de sobreesfuerzos físicos y, mucho menos, estrés. Prioriza mantener la calma y plantearte qué te hace feliz y qué te atrae. Pregúntate por tus propios deseos.

Para el cabello:

Nutrir, nutrir, nutrir. Si hay algo ultra imprescindible en verano para nuestro cabello es la nutrición. Por ejemplo, mezclar aceites vegetales como el de coco o aloe vera y aplicarlo sobre el pelo mojado, dejarlo puesto durante una hora y luego aclarar, abundantemente, con agua tibia, nos lo va a dejar mega hidratado y súper suave.

Siguiendo estos consejos sólo puede ocurrir una cosa… ¡Disfrutar de un verano Rompedor!

El calor del verano nos invita a pasar muchísimo más tiempo al aire libre y nos obliga a ir con poquísima ropa. Es la estación del año en la que el contacto con los rayos del Sol es más pronunciado y directo sobre nuestra piel, pero eso no siempre es bueno. La piel es uno de nuestros órganos más extensos, por ello es necesario invertir más tiempo y dedicación a su seguridad y cuidado.

¡Prevención, amiga, prevención!

Prevenir los efectos nocivos del sol, proteger la dermis y garantizar la hidratación son aspectos importantes que no podemos pasar por alto durante estos meses. En Sants Institut queremos darte 3 tips imprescindibles para cuidar y proteger la piel, de forma adecuada, del mayor astro que nos rodea: el Sol.

  1. HIDRATACIÓN EXTERNA:

Escoger marcas que usen una base acuosa en su composición, con el fin de evitar que los poros de tu piel se tapen, es lo ideal. Es importante evitar usar un protector corporal para la cara y viceversa, ya que cada zona responde mejor a un tipo de protección e ingredientes (la zona facial es mucho más delicada que el talón, por poner un ejemplo). Yo tengo dos recomendaciones para este año:

  1. HIDRATACIÓN INTERNA:

Alimentarnos de manera correcta, es decir, incluyendo frutas y hortalizas frescas, ricas en agua y vitaminas, es vital para que nuestra piel esté sana, más allá de cualquier crema hidratante. Respetar la ingesta mínima de agua hará que la piel luzca espectacular y radiante, justo la que nos gusta lucir en verano.

  1. POST-HIDRATACIÓN:

Y la parte que no todos cumplimos pero que es una parte muy esencial de la protección solar: la post-hidratación. El agua de la ducha o del baño después de ir a la playa o la piscina nos dejará resecas a no ser que volvamos a darle una buena dosis de hidratación. En este caso, tendremos que echar mano del After Sun. Mis amigas me enseñaron el Pack de BABARIA, que también está fenomenal: SUN MILK ALOE VERA BODY MILK SPF20 200ML + AFTER SHAVE (17,99€).

Chicas, la piel es el vestido que llevaremos puestos toda la vida… ¡Cuidémoslo igual o mejor que si fuera un Channel!