Diciembre 2016

You are currently browsing the monthly archive for Diciembre 2016.

Hidrolipoclasia

Cada vez que nos acercamos al final de año nos vemos expuestas a una gran cantidad de compromisos que van desde ir a merendar con una amiga que llevamos tiempo sin ver, hasta las celebraciones navideñas de la época. Sea cual sea la ocasión siempre nos aseguramos de ir guapas y, claro, maquilladas …..¡cómo no hacerlo!

La cuestión es que con tantas salidas la piel sufre, en especial la del rostro. Los cambios de temperatura (de la calefacción al frío y viceversa), comidas especiales, trasnocho, y una buena capa de maquillaje que nos acompaña casi a diario son enemigos totales de nuestro rostro.

Es por ello es que debemos darle un especial cuidado a la piel. De lo contrario lucirás una piel apagada y estará más propensa a mostrar arrugas y líneas de expresión. Así que atenta a estos sencillos trucos, que además deberías mantener por el resto del año.

-Duerme. La falta de sueño es lo primero que se ve en el rostro. Son necesarias unas 8 horas de sueño para recuperarse.

-Bebe agua. Un rostro deshidratado mostrará arrugas que pensabas que no tenías y eliminará todo brillo de tu rostro.

-Nunca de vayas a dormir con el maquillaje puesto. Debes limpiar tu rostro de forma diaria. Y asegurarte que antes de ir a dormir tu cara está limpia, así tu piel podrá respirar.

-Exfolia tu piel. Una o dos veces por semana una suave exfoliación ayudará a tu rostro a eliminar todo vestigio de células muertas. Así podrá renovarse.

-Hidrata tu piel. Usa la crema adecuada según el tipo de piel y edad.

Existen tratamientos de hidratación facial que vienen muy bien como terapia de shock después de tantas fiestas. En la shop de Sants Institut podrás encontrar un tratamientos faciales para ello. Haz clic aquí y consigue tu tratamiento.

shutterstock_141987556

En verano estamos todos muy dispuestos a practicar ejercicios al aire libre, a medida que comienza el otoño el fresco comienza a tirarnos hacia atrás y ya en invierno pues optamos por quedarnos en casa con la mantita. ¡Error!

Hay que salir, hay que mover el cuerpo, hay que quemar esas extra calorías de las cenas navideñas y cargarnos de todas esas endorfinas que se producen con el ejercicio….¡venga a moverse!. El secreto está en saber cómo hacerlo y aquí te lo vamos a decir.

Vístete para la ocasión: Con tanta tecnología aplicada a la ropa deportiva, elige vestirte con varias capas muy finas que puedas incluso quitarte si te da mucho calor, aunque posiblemente no te haga falta si cuentas con tejidos especializados para gestionar el calor y la humedad. Recuerda poner especial cuidado en mantener calentitos el cuello, manos, pies y cabeza, ya que es por donde más calor perdemos.

-Ojo con las zapatillas: Es importante que estas se adapten no solo al terreno, sino también al clima. Asegúrate que tus zapatillas mantengan tus pies secos y la suela no resbale sobre mojado.

Bebe agua: No tiene que hacer calor para tomar agua. Tu cuerpo igual necesitará hidratarse antes, durante y después del ejercicio.

Calienta: Antes de salir de casa has unos pequeños ejercicios de calentamiento que te permitan entrar en calor.

Respira correctamente: Recuerda siempre tomar aire por la nariz y expulsarlo por la boca. Eso te protegerá de posibles resfriados.

Estirar: Al final del ejercicio no te olvides de estirar, pero eso sí, intenta hacerlo cuando ya estés de vuelta en casa, así a medida que vaya bajando tu temperatura corporal no estarás a la intemperie.

Recuerda que el ejercicio y una dieta equilibrada son esenciales para mantener la salud y el cuerpo moldeado. Si quieres saber más acerca de como cuidar tu figura y mantenerla has clic aquí, en Sants Institut estaremos encantados de ayudarte.

shutterstock_106214888

Llega la época de las fiestas, cenas, reuniones y todo ello acompañado de mucha comida con alto contenido de grasa, azúcar y claro ¡calorías!. No comer NO es una opción, pues tarde o temprano terminas sucumbiendo ante las delicias de la mesa, al finy  al cabo las fiestas son para disfrutarlas y relajarse.

El truco para mantener el sobrepeso a raya esta navidad son las ensaladas. Ojo, no se trata de comer solo ensalada en la comida o la cena, el objetivo es sentarte a la mesa con el estómago ya lleno de ¡ensalada!. Si antes de ir a comer o cenar te comes un gran plato de ensalada irás ligera de estómago pero sin hambre, el truco es infalible. También lo puedes hacer comiendo un par de manzanas pequeñas antes de salir de casa.

La ensalada que te comas debe tener mucho verde.  Asegúrate de condimentarla de forma muy ligera, es decir, con vinagre de manzana, limón, vinagre de vino y/o aceite de oliva extravirgen. Muy poca sal, para no retener líquido. En vez de sal puedes agregar un poco de pimienta o incluso ajo en polvo, le dará un toque delicioso.

Ten siempre ingredientes ya lavados en la nevera (lechuga, canónigos, rúcula, hierbas…etc.). Estos podrás complementarlos con tomate, zanahoria, guisantes, manzana, pera, pimentón…etc. Evita la cebolla pues te dejará un aliento poco atractivo para tu cena.

Si no tienes la oportunidad de comerte una ensalada antes de salir de casa, cuando te sientes a comer opta primero por los vegetales, ensaladas y/o frutas. Te llenarás el estómago con alimentos bajos en calorías y saludables.

Si quieres aprender a comer de forma saludable, en Sants Institut cuentas con médicos y nutricionistas que te ayudarán y enseñarán cómo hacerlo. Haz clic aquí y pide ya tu primera cita gratuita.

shutterstock_49327174

Hace ya rato que comenzaron los estornudos, las voces roncas, las narices que gotean incansablemente, las gargantas que molestan cuando tragas. En otras palabras, ¡comenzaron los catarros!. Vemos cómo la compra de pañuelos de papel y caramelitos para la garganta aumentan, junto con alguno que otro medicamento que mejore los desagradable síntomas del resfriado.

La pregunta es: ¿Acaso todo es culpa del frío y los cambios de temperatura?. Pues no, no todo es culpa del tiempo. Si nuestra rutina diaria no cuenta con una alimentación rica en vitaminas y minerales seguramente nuestro sistema inmunológico estará menos preparado para hacerle frente a los catarros.

Además de una rutina de sueño y ejercicios para que nuestro cuerpo se mantenga en forma y descansado, nuestro organismo puede beneficiarse de una dieta que le ayude a fortalecer su sistema inmunológico de forma natural. Toma nota que aquí vamos con todo aquello que deberías agregar a tu dieta.

– Ajo: Consume uno diariamente, ayudará a tus defensas. Además actúa como antioxidante y es beneficioso para el corazón.

-Cebolla: En especial si la puedes comer cruda, te aportará importantes cantidades de fósforo, hierro y vitamina E.

-Té blanco: Contiene antioxidantes y ayuda a combatir a las bacterias que causan infecciones en la garganta y neumonía.

Miel: Ideal para el sistema inmunológico. Una cucharadita que puedes mezclar con el té o el café

Frutas frescas: En especial aquellas de colores fuertes y vibrantes como la naranja, frutos del bosque, piña, mandarina, kiwi…etc. Un truco infalible es el zumo de naranja y zanahoria: esta mezcla es genial ya que junta las vitaminas A y C con los maravillosos betacarotenos de la zanahoria.

Propóleo: Es una especie de resina que proviene de la miel, es bactericida, desinfectante y refuerza el sistema inmunológico.

Aprende a comer de forma sana y natural, tú cuerpo te lo agradecerá. Si quieres saber más acerca de cómo llevar una dieta sana y balanceada haz clic aquí, es Sants Institut estaremos encantado de ayudarte.