Agosto 2015

You are currently browsing the monthly archive for Agosto 2015.

Continuamente nos encontramos con muchos mitos acerca de realizar deporte. 

En este post intentamos desmentirlos o al menos, explicarlos.

Caminar no sirve de nada: ¡Totalmente falso! Caminar es uno de los ejercicios físicos más sencillos que hay además, ¡es gratis! No importa la forma física que tengamos, ni la edad, caminar es apto para tod@s y algo muy saludable para nuestro cuerpo. Es ideal marcarse unas metas (pasos) al día, muy sencillos de conseguir si tenemos en cuenta que se recomienda realizar +/-10.000 pasos al día (unos 7 u 8 kilómetros). Puede parecer mucho, ¡pero se hacen en poco más de una hora!

Hacer deporte

Mucho ejercicio durante mucho tiempo: Es la típica excusa que nos ponemos a nosotros mismos para no hacer ejercicio, y no deja de ser eso, una excusa. Si quieres ser un deportista de élite posiblemente debas entrenar de 5h a 8h al día, pero nosotros queremos hacer ejercicio y de paso, perder peso, no ser Usain Bolt o Cristiano Ronaldo. Para el resto de personas, con realizar ejercicio 3 veces por semana, en sesiones de 20 minutos, es suficiente. Dentro de esos 20 minutos, podemos marcarnos unos cuantos (4-5) de ejercicio intenso, es decir, correr más rápido, hacer sentadillas a un ritmo más intenso terminadas en un salto, etc.

Estoy bien de peso, no hago ejercicio: ¡Error! El ejercicio no es solo para perder peso, que también. El mejor medicamento para nuestro cuerpo es realizar ejercicio regularmente, ya que aparte de mantener nuestra figura o de bajar peso, también ayuda al resto de nuestro cuerpo a mantenerse en forma. Nuestro corazón se hará más fuerte y resistente, nuestros pulmones aumentarán la producción de oxígeno, disminuirán elementos nocivos de nuestro organismo como los triglicéridos y el coresterol, y además lograremos prevenir enfermedades crónicas.

En definitiva, hay muchos mitos falsos acerca de realizar deporte o ejercicio, y no es necesario apuntarse a un gimnasio para poderlo realizar.

Como se suele decir: ¡El deporte es salud! Y esto si que no es un mito.

Sea cual sea el problema que tengas, la cirugía de senos puede a ayudarte a liberarte de complejos y a sentirte segura de ti misma. Durante muchos años hemos tenido la impresión equivocada de que todas las mujeres que se sometían a una operación de senos lo hacían porque querían realizarse un aumento.

senos-rompe

La Mamoplastia de aumento ha sido durante mucho tiempo la más popular. La técnica es muy sencilla ya que tan solo consiste en introducir unos implantes por vía areolar o axilar que han sido especialmente diseñados con este propósito.

 

Sin embargo, hay muchos más motivos por los que las mujeres desean pasar por una intervención quirúrgica para modificar sus pechos. Hay mujeres que tienen dificultades porque sus senos son muy grandes y entonces necesitan pasar por una intervención quirúrgica para reducirlos.

 

Las mamas que tienen un peso excesivo pueden crear dolores de espalda y hombros, además de otros problemas cutáneos derivados de las continuas irritaciones de la zona del surco sub-mamario.

 

Existen diferentes técnicas para la reducción de mamas como la liposucción mamaria o la cicatriz vertical o en T invertida. En todo caso, es el especialista el que evalúa cual es el procedimiento más adecuado dependiendo de la forma de la mama.

 

Por otra parte, tras la lactancia o después de una gran pérdida de peso, hay muchas mujeres que experimentan que sus maman han perdido elasticidad.

 

La Mastopexia mamaria sirve para estos casos ya que se basa en la elevación de la mama. Esta técnica funciona a través de la eliminación de la piel sobrante y la remodelación del contenido mamario.

 

Durante una Mastopexia a veces se necesita utilizar también un implante en caso de que no haya tejido mamario suficiente para conseguir la forma deseada.

 

Aunque la caída de senos no es la única consecuencia de la lactancia. En ocasiones, las mujeres experimentan una hipertrofia del pezón, que también puede ser el resultado de alteraciones en el desarrollo de la mama.

 

La reducción del pezón es una intervención quirúrgica muy sencilla que se realiza con anestesia local por lo que la paciente no tiene que ingresar en la clínica.

 

Por último, también hay mujeres que deciden realizarse una reducción de la areola después de la lactancia ya que esta puede haber aumentado de tamaño o de pigmentación.

 

Como veis, el aumento de mamas no es la única opción para aquellas mujeres que tengan algún problema con sus senos. Existen múltiples técnicas para conseguir recuperar la autoestima y ganar así en calidad de vida.

 

Si podemos ayudarte, no lo dudes, ponte en contacto con nosotros escribiéndonos a info@santsinstitut.com o llamándonos al 93 409 02 43.

Tags: , , , , , , , , ,

Si estáis buscando un tratamiento para eliminar la celulitis, seguro que ya habéis oído hablar de la Hidrolipoclasia y de la Mesoterapia. Aunque los dos tratamientos son eficaces para eliminar la grasa localizada existen algunas diferencias entre ellos.

Tanto la Hidrolipoclasia como la Mesoterapia se basan en la inyección de una solución fisiológica en la zona a tratar que contiene un tipo de compuesto. La inyección se realiza en la dermis que es la zona que se encuentra entre la primera capa de la piel y la grasa que queremos eliminar.

hidro-meso-rompe

Sin embargo, esta solución está formada por diferentes componentes en el caso de la Hidrolipoclasia y de la Mesoterapia.

Mientras que en el caso de la Hidrolipoclasia la solución está formada por agua fisiológica y medicamentos lipolíticos, en la Mesoterapia el líquido que se inyecta contiene aminoácidos o vitaminas.

El objetivo de estas micro inyecciones, en ambos casos, es romper las células grasas para que sea más fácil eliminarlas. Al romper las células, es más fácil que éstas se diluyan y acaben desapareciendo. Pero, ¿cómo se rompen los tejidos adiposos?

Aquí es donde está la diferencia principal entre la Mesoterapia y la Hidrolipoclasia. Mientras que el primer tratamiento acaba con las micro inyecciones, en el caso de la Hidrolipoclasia se aplican también unas ondas ultrasónicas que facilitan la ruptura de las células grasas.

La Hidrolipoclasia resulta tan efectiva porque los ultrasonidos generan calor a través de la termogénesis y este efecto de calor es lo que facilita la eliminación de las adiposidades localizadas.

Más tarde, la celulitis eliminada a través de la Hidrolipoclasia Ultrasónica saldrá de nuestro cuerpo a través de la orina o del riego sanguíneo y el sudor.

A pesar de esta diferencia fundamental, los dos tratamientos tienen muchas ventajas en común. A pesar de que los dos se basan en la realización de micro inyecciones, ni la Mesoterapia ni la Hidrolipoclasia requieren hospitalización ni baja médica. Además, ninguno de los dos tratamientos deja cicatrices ni tiene efectos colaterales.

La Hidrolipoclasia y la Mesoterapia son tratamientos avanzados no invasivos que ofrecen resultados muy eficaces contra la celulitis que se acumulan en ciertas zonas del cuerpo como los brazos, el abdomen, muslos o espalda.

Un especialista os podrá orientar sobre cuál es la mejor opción teniendo en cuenta vuestras necesidades personales. Para ello, tan solo es necesario reservar una primera visita, puedes hacerlo escribiendo a info@santsinstitut.com o llamando al 93 409 02 43.

Tags: , , , , , , , , ,