Noviembre 2014

You are currently browsing the monthly archive for Noviembre 2014.

El estrés, la falta de tiempo y el agotamiento físico y mental, no nos ayudan a mantener un ritmo de vida adecuado.

En muchas ocasiones nos encontramos con que no tenemos tiempo para almorzar o para comer en condiciones y lo acabamos haciendo en nuestro lugar de trabajo, de cualquier manera y frente al ordenador, algo poco higiénico ya que el teclado o el móvil son algunos de los objetos con mayor contenido de gérmenes y nos exponemos a ellos.

Es importante que intentemos desconectar de nuestro trabajo y le dediquemos tiempo a nuestra alimentación, aunque sea por unos minutos. Se recomienda destinarle un mínimo de 20 minutos para hacerlo en las mejores condiciones posibles para nuestra salud alimenticia.

En muchas ocasiones nos encontramos que por motivos externos a nuestra voluntad no podemos disfrutar de esos minutos, pero comer ligado al trabajo no es una buena idea, ya que aumenta nuestro estrés y empeora nuestra salud.

Si tenemos adquiridos unos hábitos así, ¡es momento de cambiarlos, estás a tiempo!Comer trabajando

Pero… ¿cómo cambiamos esos hábitos? ¿De dónde saco tiempo para comer mejor?

Nosotros te damos unos consejos:

Dedícale un tiempo de tu fin de semana a preparar los platos y comidas que llevarás a la oficina durante la semana. Aunque te parezca una pérdida de tiempo, ayudará a tu alimentación durante las jornadas laborales.

Elabora platos que se conserven en frío o incluso congelados: tortillas, verduras, cremas y purés, guisos de cuchara… Saben igual de bien aunque hayan pasado unos días después de haberlos preparado. Además, al mantenerlos en frío, conservarán todos sus nutrientes y te beneficiarán en el momento de su ingesta.

Recupera el bocadillo: porque el pan no engorda, engorda lo que ponemos dentro, así que nos podemos preparar algún bocadillo a modo de menú. Lo podemos elaborar con carnes a la plancha, huevo duro, quesos bajos en grasa y… ¡un sinfín de posibilidades! Olvídate de la mayonesa o la mantequilla y prueba con aceite o mostaza.

Comer legumbres: es una de las comidas que nos aportará una mayor fuente de energía. Gracias a que las podemos encontrar cocidas y enlatadas, no nos supondrá un gasto extra de tiempo el cocinarlas y ya no tendremos excusa para disfrutarlas. Son una manera económica, saludable y sencilla de mantener una buena alimentación.

Estos, junto a nuestra imaginación, son algunos de los consejos que te proponemos para recuperar ese momento ‘’kit kat’’ que todos necesitamos en nuestras horas de trabajo.

Siempre debemos recordar que lo que hagamos hoy, nos repercutirá mañana.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,