Septiembre 2011

You are currently browsing the monthly archive for Septiembre 2011.

Actualmente, casi el 90% de las mujeres tiene celulitis, yo no soy una excepción y probablemente tú, que estás leyendo esto, tampoco lo seas. Y aunque el porcentaje es elevado y podría servirnos de consuelo, no lo hace.

Gracias a los avances médicos, es posible combatir la celulitis, mejorar el tono de la piel y evitar su aparición. Pero para poder tratar la celulitis con una técnica médica o incluso en casa, es básico que conozcamos qué tipo o tipos de celulitis tenemos. A continuación, te desvelamos cómo identificarla.

 ¿En qué zonas aparece la celulitis?

  • En muslos, tanto en cara interna como cara externa, abundando sobre todo en esta última.
  • En rodillas, sobre todo en cara interna, formando un anillo que puede llegar a recubrir la rótula.
  • En caderas, provocando las famosas cartucheras.
  • En tobillos, en forma de faldón perimaleolar.
  • En las raíces de los brazos; partiendo del hombro y hacia el codo, se observa un embolsamiento del tejido.
  • En la nuca, formando la típica joroba de bisonte.

Celulitis según su localización

Celulitis generalizada

Aparece únicamente en mujeres que padecen obesidad. Comienza en la pubertad y con el aumento de la edad los factores suelen ser cada vez más desfavorables. Los trastornos se incrementan, lo que ocasiona importantes cambios estéticos.

Celulitis localizada

Aparece sobre todo en piernas, abdomen, nalgas, tobillos, parte inferior de la espalda, parte superior de la espalda justo debajo de los hombros y parte superior de los brazos. Se empieza a observar durante la pubertad y en jóvenes de 16 a 20 años, en casos especiales hasta los 35 años. En el caso de la celulitis localizada, se empieza a observar el signo de piel de naranja desde el inicio. Sus síntomas son dolor, sensación de pesadez y piernas casadas, edema importante y dificultad en la movilidad.

Celulitis según su tipo

Celulitis blanda o flácida

Es típica en personas sedentarias o aquellas que alguna vez fueron activas y ya no lo son. También se presenta en personas que han sido sometidas a distintos tipos de tratamientos en los que han experimentado una subida y una bajada de peso brusca o que sufren obesidad. Suele estar bastante extendida en muslos y glúteos pero puede aparecer también en brazos, abdomen y espalda. Los síntomas de este tipo de celulitis son escaso tono muscular que produce deformaciones, al caminar se aprecia el balanceo de la masa celulítica, piel de naranja a simple vista, fatiga permanente, debilidad general, mareos y tendencia a la hipotensión, nerviosismo, insomnio y asociación con varices, edemas blandos y retención de líquidos.

Celulitis dura o compacta

Suele presentarse en personas jóvenes de estructura física robusta, especialmente en deportistas, ya que sus tejidos siempre son firmes y están bien tonificados por el ejercicio. Se identifica porque la piel se torna dura al tacto y porque al pellizcarla aparece la piel de naranja. La celulitis dura o compacta está causada por una mala alimentación (falta de nutrientes) y oxigenación de la piel. Este tipo de celulitis muestra algunos hoyos en la piel, que generalmente coinciden con la salida de estrías a causa de un estiramiento o viceversa muy rápido de la piel. Suele aparecer en la cara externa de los muslos, en la cara interna de las rodillas, en cartucheras y en glúteos. La celulitis dura es el tipo más fácil de combatir pero si no se trata a tiempo puede llegar a permanecer durante toda la vida.

Celulitis edematosa

Aparece en todo tipo de mujeres y de todas las edades, siendo más frecuente su aparición en jóvenes y adolescentes. Provoca una piel de naranja que se puede observar claramente a simple vista además de provocar una hinchazón debida a
la retención de líquidos. Puede resultar dolorosa al tacto en algunos casos apareciendo incluso hematomas con facilidad y pueden apreciarse los nódulos. Es el tipo de celulitis que se padece con menos frecuencia y que tiene fácil tratamiento, pero es muy importante tratarla a tiempo.

Y ahora, ¿ya sabes qué tipo de celulitis tienes? Una vez lo hayas detectado, podrás empezar a escoger correctamente las cremas que debes aplicarte y los tratamientos que debes seguir para conseguir buenos resultados.

preguntameSi estás interesada en combatir la celulitis, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te concertamos una cita gratuita con un especialista.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

A la vuelta del verano, nos atacan los remordimientos por habernos descuidado un poco con la alimentación y es entonces cuando estamos mentalizadas de que hay que ponerse a dieta o hay que hacer algún tratamiento para solucionarlo.

Si eres una de esas mujeres a las que se nos ponen los quilos en zonas muy localizadas, hay un tratamiento que va a ponerte la vida muy fácil: la Hidrolipoclasia ultrasónica asistida.

Hemos hablado ya en varios posts sobre el tratamiento, conocido como la liposucción sin cirugía, pero en este post te voy a dar los 10 motivos por los cuales la Hidrolipoclasia se ha convertido en el tratamiento estrella para mujeres que quieren eliminar grasa localizada de zonas concretas en una sola sesión.

  1. Es un tratamiento médico sin cirugía, por lo tanto es menos invasivo, no tiene riesgos y no requiere postoperatorio
  2. No necesita hospitalización, al ser un tratamiento médico y no una cirugía, no es necesaria la entrada en clínica
  3. No hay que solicitar baja laboral, puesto que el mismo día y por tu propio pie marchas a casa y al día siguiente puedes ir a trabajar
  4. Sin anestesia general, únicamente se aplica anestesia local en la zona a tratar para una mayor comodidad
  5. En una sola sesión te despides de la grasa localizada de la zona escogida. Es decir, no has de hacer varias sesiones como con una cavitación o una mesoterapia, en una sola sesión esa grasa ha desaparecido, con lo cual, los resultados son inmediatos.
  6. Las células adiposas de la zona tratada no vuelven a reproducirse.
  7. No sólo eliminas grasa localizada, si no que además combates la celulitis, obteniendo grandes mejoras.
  8. Como no requiere de postoperatorio, en un breve periodo de tiempo estás perfect@ para seguir yendo a trabajar, a la playa, a la piscina, de viaje o al gimnasio.
  9. Es más económica que una liposucción puesto que al no requerir hospitalización, no hay que añadirle el coste de la clínica
  10. ¡Obtienes los mismos resultados que con una liposucción aprovechándote de todas las ventajas anteriores!

¿No te parecen bastantes motivos para hacerte este tratamiento y volver a lucir estupenda?

preguntame

Si estás interesada en el tratamiento de Hidrolipoclasia, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te concertamos una cita gratuita con un especialista.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,