Agosto 2011

You are currently browsing the monthly archive for Agosto 2011.

En los últimos años la palabra “Fitness” ha empezado a popularizarse en nuestro país, pero, ¿realmente sabemos qué significa?

Tradicionalmente la palabra “fitness” proveniente del inglés se ha traducido como “bienestar”, “salud” o “estar en forma”, y a su vez éstas se han definido -erróneamente- como “no-enfermedad”.

El Fitness es sin duda un concepto mucho más amplio que el simple hecho de no estar enfermo que englobaría un estado satisfactorio tanto físico, como mental y social.

Analicemos pues, cómo conseguir este estado en cada uno de sus vertientes:

1. En primer lugar tendríamos que tener en cuenta la prevención de todo tipo de enfermedades; especialmente las que causan mayor mortalidad.

  • Una de las principales causas de mortalidad son las enfermedades cardiovasculares. Por lo tanto, para tener “salud” hay que prevenir los principales factores de riesgo cardiovascular que son: hipertensión, obesidad, colesterol elevado en sangre (LDL y VLDL), diabetes del adulto y estrés. De estos factores la práctica del deporte previene, modera o reduce todos ellos. En especial, un trabajo cardiovascular moderado es lo más beneficioso para este tipo de factores, ya que es mayor la exigencia de oxígeno en sangre, mejorando la eficiencia del corazón y los vasos sanguíneos (capacidad de vasodilatación y vasoconstricción) evitando así la hipertensión y también la hipotensión. El mayor gasto calórico reduce el porcentaje graso y por tanto la obesidad y además la captación de gran cantidad de glucosa por parte de la musculatura hace que el individuo tenga menores necesidades de insulina y de esta forma, en el caso de que sea intolerante a la insulina (diabetes del adulto), se reducirían sus problemas derivados de los altos niveles de glucosa en sangre. Y no hace falta hablar sobre la relación demostrada entre la reducción del estrés y la actividad física regular.

Por todo esto, desde los años 50 se ha recomendado desde la medicina y desde numerosas propuestas institucionales y de todo tipo la práctica regular de un tipo de actividad cardiovascular.

  • Quizás la segunda causa de mortalidad es el cáncer. Especialmente hay que reseñar los canceres de pulmón, mama, colon, próstata y piel. Mucha gente tiende a relacionar el diagnóstico de un cáncer con la mala suerte, pero lo cierto es que hoy día se conocen numerosos factores de riesgo directamente relacionados con esta enfermedad.

Por tanto para tener salud mucho años y prevenir estas enfermedades debemos evitar el tabaco, la contaminación, los radicales libres (presentes en fritos y asados), tomar el sol en exceso y las grasas saturadas. Por otro lado debemos potenciar aquellos factores que previenen las enfermedades, como el deporte y una dieta saludable.

Dicho esto, llevar una dieta variada rica en legumbres, pasta, arroz, patatas, carne blanca y pescado y fruta y verdura diariamente (dieta mediterránea), es también saludable y no podemos obviarlo si perseguimos ese estado de Fitness.

2. En segundo lugar debemos señalar el trabajo para dotar al cuerpo del mayor grado en las diferentes cualidades físicas básicas, lo que nos dará calidad de vida.

Hemos de hablar pues de qué es la “calidad de vida”. Tener calidad de vida se puede definir de muchas formas pero una manera sencilla de entenderlo sería definirlo como el “poder hacer cosas”. De esta forma una persona tendrá más calidad de vida si, con su cuerpo, puede hacer más cosas. Con esta definición una persona que pueda acabar una maratón, subir una montaña de 3000m, nadar en el mar 1h o cambiar de sitio unos muebles tendrá siempre más calidad de vida que otra persona que no pueda subir escaleras, que no pueda levantar un peso por encima de la cabeza, que no pueda caminar 30’ o que no tenga equilibrio para ir en bici, independientemente de que ninguno de los dos tenga ninguna enfermedad.

Para conseguir el nivel físico que nos permita hacer todo tipo de actividades debemos tener la fuerza muscular adecuada y una flexibilidad y elasticidad mínima.

  • La falta de fuerza provoca inestabilidad en las articulaciones y que no podemos movernos con agilidad y rapidez.

  • La falta de flexibilidad (muy relacionado con el anterior) hace que se desgasten más las articulaciones y que se tenga artrosis, tendinitis, hernias o contracturas.

  • Por último la falta de elasticidad nos predispone a sufrir roturas musculares o ligamentosas.

Por todo esto, para poder tener la libertad y la “salud” de realizar todo tipo de ejercicios no debemos obviar el trabajo muscular y el de movilidad.

Resumiendo, para conseguir ese estado conocido como Fitness deberíamos –independientemente de nuestra edad, nivel de entrenamiento, sexo o disponibilidad- realizar un cierto trabajo cardiovascular, un entrenamiento de fuerza completo y adecuado a nuestro nivel, mantener o recuperar una flexibilidad y elasticidad muscular y, por supuesto, llevar una dieta saludable. Así mismo, y como ya comentamos, debemos evitar el estrés, el tabaco y descansar correctamente.

Alberto Villa
Entrenador personal
617 09 33 96

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,