Diciembre 2010

You are currently browsing the monthly archive for Diciembre 2010.

Seguro que en algún momento, incluso puede que con asiduidad, te sientes hinchada, notas tus piernas pesadas, no vas suficiente al baño por más agua que bebes… Estos síntomas se corresponden a un cuadro de retención de líquidos y hay maneras de combatir esta retención; en cabina encontramos tratamientos como presoterapia o drenajes linfáticos y luego hay unos sencillos trucos que podemos llevar a cabo cada día para conseguir deshacerse de esa retención que, por si no lo sabíais, es culpable de la celulitis.

Vamos con esos consejos:

– Agua, agua y más agua. Se recomienda el consumo de 8 vasos de agua al día, lo equivalente a 2 litros. Cuanto más agua tomes, más fácilmente podrás expulsar los líquidos sobrantes. No esperes a tener sed para beber, hazlo de forma continuada a lo largo del día, ya que este síntoma sólo será indicativo de que ha comenzado la deshidratación en el cuerpo. Un truquito: coloca una botella cerca de tu lugar de trabajo, así al tenerla al lado será más fácil que la cojas para beber, incluso cuando no tengas sed. Y otro truco: un vaso justo al levantarte te ayudará a eliminar los fluidos acumulados durante la noche.

– Toma infusiones diuréticas. Estas no son sólo para tomar cuando se retiene más líquido (durante la menstruación, debido a un problema de insomnio, nervios, estrés, etc), si no que se pueden tomar diariamente. El diente de león, la cola de caballo o las semillas de apio son las plantas más efectivas y basta con un vaso para aumentar el número de visitas al baño.

– Come alimentos crudos. Muchas verduras son depurativas y las frutas son ricas en potasio (mineral diurético), con lo cual es ideal llevar a mano siempre frutas como el plátano, el melocotón o fresas, para tomar entre horas y crudas. Para empezar las comidas lo mejor es que escojas verduras como los espárragos, las espinacas, la zanahoria, los puerros, etc. Son depurativos naturales que aportan nutrientes, vitaminas y minerales para lograr un equilibrio nutricional adecuado.

– Lleva una dieta rica en proteínas. Una dieta de este tipo vita la retención de agua, ya que tras su ingestión el hígado produce la albúmina, que es la sustancia necesaria para que los fluidos no se acumulen en los tejidos.

– Olvídate de la sal. La sal provoca la retención de líquidos, con lo cual, si la retiras de tu dieta (que sería lo ideal) o reduces su consumo, una semana después notarás el cambio; eliminarás líquidos sin esfuerzo.

– Apúntate al té. El té verde tiene propiedades diuréticas y contiene poca cafeína, además aporta salud en forma de sustancias antioxidantes.

– Haz ejercicio. Caminar, subir y bajar escaleras, ir en bici, nadar… en cualquier ejercicio en el que hayas de mover las piernas, estás facilitando el trabajo de los riñones y, por tanto, a mejorar el sistema linfático. Si en tu trabajo pasas muchas horas sentada, trata de levantarte una vez cada hora y da un paseo por la habitación. Si no pudes leavantarte, mueve los dedos de los pis para que lo músculos de las piernas ejerzan una acción de bombeo.

– Deja descansar piernes y pies. Si la retención de líquidos se te acumula en las extremidades inferiores, procura tumbarte o recostarte y elevar los pies al menos una hora por las tardes siempre que te sea posible. Y muy importante: no uses calcetines muy ajustados, nada de quedar la marca en el tobillo, es totalmente dañino.

– Al agua, patos. Bien sea en una piscina, en el mar o en una bañera, mueve las piernas para que los músculos bombeen los líquidos hacia la vejiga, pues la presión que ejerce el agua facilitará la expulsión a través de la orina.

– Intenta descansar 8h. El reposo es esencial, por eso deberías intentar dormir 8 horas por las noches y, si tu horario te lo permite, 1h después de comer.

Y, como decíamos al principio, si puedes combinar todos estos consejos con alguna sesión de presoterapia o drenaje (mínimo una sesión a la semana), los resultados serán mucho mejores, notando cómo tu sistema linfático se activa y empiezas poco a poco a retener menos líquidos.

preguntameSi te notas las piernas cansadas, estás hinchada y/o tienes retención de líquidos y quieres empezar a probar los drenajes linfáticos o las presoterapias o, simplemente, quieres más información, ponte en contacto con nosotros y te concertamos una cita con un especialista.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,