comer sano

You are currently browsing the archive for the comer sano category.

Comer sano es esencial para gozar de buena salud y sentirse bien. Al comer de forma balanceada no solo mantenemos un peso saludable sino que nuestra piel, cabello e incluso uñas se fortaleceshutterstock_106214888n y como consecuencia se ven mejor. Las vitaminas y minerales que aportan las frutas y vegetales son las responsable de que nuestro cabello brille más, de que nuestras uñas no se rompan o quiebren y de que nuestra piel se vea más hidratada y joven. ¿La razón? pues es más sencilla de lo que parece, resulta que tu organismo es una maquinaria que funciona maravillosamente bien si le aportas el combustible que necesita, eso sí, un combustible que puedes encontrar en las frutas y verduras.

 

La fórmula secreta: 5 raciones al día

Consumir 5 raciones de verduras y frutas diariamente es clave para aportar a tu organismo las vitaminas y minerales que necesita para funcionar adecuadamente. En este punto es importante tomar en cuenta la importancia que tiene la varied
ad…es decir, no se trata de cubrir las 5 raciones con 5 manzanas, los 7 días de la semana!!!…se trata de consumir 5 raciones combinadas entre frutas y verduras variadas. Aprovecha la estacionalidad de las frutas y verduras para sacar el máximo provecho a tus 5 raciones diarias.

Tags: , ,

 

shutterstock_141987556

Sí , sí, igual que ¨resetar¨ tu ordenador, el ayuno le permite a tu sistema inmunológico regenerarse y por lo tanto fortalecerse evitando así que te enfermes. Así lo confirman un grupo de científicos de la Universidad de Carolina del Sur quienes han estado investigando sobre cómo mejorar y regenerar nuestro sistema inmunológico.

Para el estudio se reunió a un pequeño grupo de pacientes, quienes previamente  habían recibido tratamiento de quimioterapia, a estos se les sometió a un ayuno de 72 horas. Como resultado, los científicos observaron que las células madre se ¨despertaban¨ y respondían al ayuno regenerándose a sí mismas. También se pudo observar que las células dañadas  eran destruidas y  se daba paso al nacimiento de nuevas células.  Y al finalizar el ayuno, cuando el paciente retoma nuevamente los nutrientes presentes en los alimentos, se generan nuevos glóbulos rojos. En otras palabras, el sistema inmunológico queda como nuevo.

 

¿Cuándo y porqué ayunar?

Según el estudio realizado, el ayuno prolongado y en ciclos de 2 a 4 días seguidos durante un período de 6 meses permite al sistema inmunológico regenerarse y por lo tanto fortalecerse.  Cuando nuestro sistema inmunológico se encuentra en plena forma puede pelear de contra las bacterias que intentan entrar en nuestro cuerpo y enfermarnos.

En líneas generales, según este estudio ayunar  de esta forma resulta saludable… sobre todo en esta época del año, donde ya los resfriados están a la orden del día.

 

 

Tags: , , ,

La mayoría de las mujeres que deciden hacer una dieta lo hacen principalmente para reducir su porcentaje de grasa corporal. Quizá para la mayoría de ellas la ¨lucha¨ se centra en vientre, piernas y caderas ya que son estas las zonas donde más tiende a acumularse la grasa. Sin embargo, para otras mujeres las zonas problemáticas pueden ser los brazos, la espalda…etc. Pero sea cual sea la necesidad el deseo es igual: ¡reducir grasas!….y además en zonas localizadas.
Aunque pueda parecer todo un reto y para algunas un imposible, en Sants Institut contamos con un tratamiento médico enfocado en bajar de peso mediante la pérdida de grasa localizada, se conoce como Lipodieta.

¿Qué es la Lipodieta?

adelgazar-piernas

Es un método dietético y nutricional enfocado en la pérdida

de peso de forma rápida y segura. Ideal para eliminar el exceso de grasa localizada y como consecuencia la celulitis.
¿En qué consiste la Lipodieta?
Esta dieta busca que el paciente pueda seguir un régimen de comidas fácil de llevar y que le resulte agradable. Esto lo logra combinando alimentos naturales o preparados con la toma de suplementos proteicos y vitamínicos como el complemento alimentario Diet21 (compuesto por proteínas, aminoácidos y vitaminas).
Ventajas
-Su efecto sobre la grasa localizada es una de las grandes ventajas de la Lipodieta. Esta dieta solo elimina grasas.
-Ideal contra la celulitis.
-La pérdida de peso es rápida y segura. Entre 6 y 8 kilos en 3 semanas.
-No tiene efecto rebote.

 

Tags: , , , , ,

Para estar bella por fuera hay que estar bella por dentro. En otras palabras, la buena alimentación es fundamental para estar y verse saludable. Comer de forma balanceada no solamente nos ayuda a mantener un peso adecuado sino que también influye en el cabello, la piel, la uñas…y ¡hasta en el humor!.  ¿La razón? pues es más sencilla de lo que parece, resulta que tu organismo es una ¨maquinaria¨ que funciona maravillosamente bien si le aportas el combustible que necesita, eso sí, un combustible de primera con todos los minerales y vitaminas que puedes encontrar en las frutas y verduras.

shutterstock_107573939

La fórmula secreta: 5 raciones al día

Consumir 5 raciones de verduras y frutas diariamente es clave para aportar  a tu organismo las vitaminas y minerales que necesita para funcionar adecuadamente. En este punto es importante tomar en cuenta la importancia que tiene la variedad…es decir, no se trata de cubrir las 5 raciones con 5 manzanas, los 7 días de la semana!!!…se trata de consumir 5 raciones combinadas entre frutas y verduras variadas. Aprovecha la estacionalidad de las frutas y verduras para sacar el máximo provecho  a tus 5 raciones diarias.

¿Cuáles son las frutas y verduras de la temporada?

Cada estación trae consigo las frutas y verduras de la temporada. Aprovéchate de ello para saborear lo más fresco y delicioso. En el mes de noviembre, por ejemplo,  los cítricos están a la orden del día: naranja, mandarían, limón…todos ellos ricos en vitamina C , tan conveniente para esta época de resfriados y tan beneficioso para la piel con su efecto antioxidante. El kiwi, otra de las frutas de la temporada que a pesar de no ser un cítrico es una de las frutas con mayor contenido de vitamina C.  También encontraremos manzana, pera, uvas, todas ellas ricas es fibra y vitaminas.  La granada, con su gran poder antinflamatorio y antimicrobiano.

En lo que a verduras se refiere, contamos esta temporada con: acelga, alcachofa, berenjena, calabacín, guisante, puerro, calabaza, col lombarda, pimiento, puerro…etc.  Las verduras, ricas en potasio,  ayudan a evitar la retención de líquido, la hipertensión y la hinchazón del vientre.  Además, contienen fósforo, zinc, potasio, calcio, magnesio o cobre, micronutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo.

Haciendo clic aquí podrás encontrar una tabla con todas las frutas y verduras de la temporada.

Recuerda, cuando tu organismo cuenta con todo  los minerales y vitaminas que requiere, te premia con ese look tan saludable que hace que tu cabello brille, tus uñas no se partan, tu piel reluzca y te sientas con ganas de salir ¡a comerte el mundo!  

news-KAI_nuevaimagen

El estrés, la falta de tiempo y el agotamiento físico y mental, no nos ayudan a mantener un ritmo de vida adecuado.

En muchas ocasiones nos encontramos con que no tenemos tiempo para almorzar o para comer en condiciones y lo acabamos haciendo en nuestro lugar de trabajo, de cualquier manera y frente al ordenador, algo poco higiénico ya que el teclado o el móvil son algunos de los objetos con mayor contenido de gérmenes y nos exponemos a ellos.

Es importante que intentemos desconectar de nuestro trabajo y le dediquemos tiempo a nuestra alimentación, aunque sea por unos minutos. Se recomienda destinarle un mínimo de 20 minutos para hacerlo en las mejores condiciones posibles para nuestra salud alimenticia.

En muchas ocasiones nos encontramos que por motivos externos a nuestra voluntad no podemos disfrutar de esos minutos, pero comer ligado al trabajo no es una buena idea, ya que aumenta nuestro estrés y empeora nuestra salud.

Si tenemos adquiridos unos hábitos así, ¡es momento de cambiarlos, estás a tiempo!Comer trabajando

Pero… ¿cómo cambiamos esos hábitos? ¿De dónde saco tiempo para comer mejor?

Nosotros te damos unos consejos:

Dedícale un tiempo de tu fin de semana a preparar los platos y comidas que llevarás a la oficina durante la semana. Aunque te parezca una pérdida de tiempo, ayudará a tu alimentación durante las jornadas laborales.

Elabora platos que se conserven en frío o incluso congelados: tortillas, verduras, cremas y purés, guisos de cuchara… Saben igual de bien aunque hayan pasado unos días después de haberlos preparado. Además, al mantenerlos en frío, conservarán todos sus nutrientes y te beneficiarán en el momento de su ingesta.

Recupera el bocadillo: porque el pan no engorda, engorda lo que ponemos dentro, así que nos podemos preparar algún bocadillo a modo de menú. Lo podemos elaborar con carnes a la plancha, huevo duro, quesos bajos en grasa y… ¡un sinfín de posibilidades! Olvídate de la mayonesa o la mantequilla y prueba con aceite o mostaza.

Comer legumbres: es una de las comidas que nos aportará una mayor fuente de energía. Gracias a que las podemos encontrar cocidas y enlatadas, no nos supondrá un gasto extra de tiempo el cocinarlas y ya no tendremos excusa para disfrutarlas. Son una manera económica, saludable y sencilla de mantener una buena alimentación.

Estos, junto a nuestra imaginación, son algunos de los consejos que te proponemos para recuperar ese momento ‘’kit kat’’ que todos necesitamos en nuestras horas de trabajo.

Siempre debemos recordar que lo que hagamos hoy, nos repercutirá mañana.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Gracias a nuestros compañeros de Ysonut, el miércoles 1 de octubre a las 18’30h vamos a explicarte cómo recuperar la dieta tras las vacaciones y conseguir eliminar los quilos ganados sin esfuerzo y con éxito.

Si deseas asistir a la charla, escríbenos a info@santsinstitut.com o llámanos al 93 409 02 43 para reservar tu cita. Las plazas son limitadas y.. ¡te esperamos!

Sants_Institut_ysonut

El aburrimiento es el peor enemigo a la hora de hacer dieta. El índice de fracaso realizando una dieta muy restrictiva es muy elevado, ya que genera una falta de motivación y frustración de no ver resultados inmediatos.

El temor de no verse capaz de mantener la motivación, basando nuestra dienta en una alimentación llena de limitaciones, hace que nos desmotivemos, nos irritemos y nos malhumoremos.

Para evitar que nuestra dieta fracase debemos marcarnos unas pautas para mantener una actitud positiva:

  1. Marcarse objetivos realistas: debemos comprender que el adelgazamiento es un proceso, de esta manera evitaremos fijarnos metas a corto plazo como la pérdida de mucho peso en poco tiempo.
  1. Tener objetivos a corto plazo: conseguiremos mantener la motivación en todo momento si nos fijamos objetivos a corto plazo con los que logremos nuestra meta final. Por ejemplo, si queremos adelgazar 5 kilos, nos pondremos objetivos de 500 gramos a la semana, de esa manera la consecución de nuestra primer objetivo nos aportará una sensación de alegría y bienestar.

blog_positivadieta

  1. Realizar pequeños cambios: intentar realizar grandes cambios en nuestro estilo de vida, puede ser contraproducente y dificultar mantener nuestra línea de adelgazamiento durante un largo espacio de tiempo. Así que nos marcaremos pequeños cambios progresivos. En el caso de actividad física, empezaremos con pequeños gestos, como recorrer caminando distancias que antes hacíamos en coche o transporte público, e ir aumentando esa distancia y el ritmo poco a poco puede ser un buen inicio.
  1. Premiarse con un ‘extra’ diario: las prohibiciones de alimentos son del todo desaconsejables. Por el contario, premiarse con algún capricho, permite reconocer y celebrar el esfuerzo que estamos realizando. Pequeños placeres son totalmente compatibles con una dieta equilibrada. (Siempre aplicando el sentido común y evitando los excesos)
  1. Hacer cómplice a tu entorno: es importante que el entorno cercano de la persona que realiza una dieta sepa que su apoyo también es muy necesario. De esta manera evitaremos regalos repletos de calorías o situaciones en las que nuestros amigos o familiares repitan raciones de alimentos delante de nosotros.
  1. Divertirse comiendo: Disfrutar de platos apetitosos no está reñido con una dieta y adelgazar. Sólo tendremos que ser comedidos con las raciones e intentar comer alimentos ricos en fibra y proteínas, evitando las grasas saturadas, los azúcares y el sodio. Apostando por cocciones como, cocinar al horno o al vapor. Técnicas culinarias que nos proporcionarán una cocina ligera y llena de sabor.

Y recuerda que si deseas perder peso, podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros haciendo clic aquí.

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

En el post de hoy te damos unos consejos para que limpies tu cuerpo tras los excesos de una forma moderada y segura.

1. Apuesta por el verde

La lechuga de cualquier tipo, las espinacas, las judías verdes, las acelgas, los canónigos, las borrajas, la rúcula… Todos los vegetales verdes son ricos en antioxidantes, vitaminas, minerales y, sobre todo, fibra, que nos ayudará a limpiar el cuerpo de excesos. En nuestro plan de choque las ensaladas y los vegetales tienen que ser el elemento principal de la dieta.

2. Bebe agua de limón caliente

El zumo de limón es la base de todas las dietas detox. En sus versiones más radicales es lo único que se puede tomar durante una semana. Esto es una barbaridad, pero lo cortés no quita lo valiente: el zumo de limón tiene efectos beneficiosos para el organismo si se toma como complemento de una dieta ligera. Basta con tomar por las mañanas una taza de agua caliente con el zumo de medio limón. Esta bebida despierta suavemente el sistema digestivo y linfático, y ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo. También ayuda a limpiar el hígado y hace que mejore nuestra digestión.

detoxdieta

3. Corta de raíz el consumo de azúcares y carbohidratos

Los azúcares y los carbohidratos refinados son el mayor enemigo de una alimentación saludable. Reducir su consumo a la mínima expresión es la forma más rápida de adelgazar y uno de los pilares fundamentales de la terapia de choque tras los excesos veraniegos.

4.  Sigue la regla del 80-20

Las dietas demasiado estrictas nunca funcionan. Una buena forma para asegurarnos de que nuestra desintoxicación sea un éxito es que cumplamos con ella al menos en un 80% de las comidas. Seguir una dieta muy estricta durante todo el tiempo es casi imposible, pero si logramos saltárnosla sólo en el 20% de las comidas, sus beneficios seguirán siendo importantes. Cuando comemos de forma saludable el 80% del tiempo, nuestro cuerpo funcionará como una máquina bien engrasada y los excesos en los que podamos incurrir tendrán un impacto inferior sobre nuestro organismo.

5. Bebe mucha agua

Se necesita mucha agua para eliminar las toxinas que acumulamos en nuestro cuerpo. ¿Cuánta? Tenemos siempre en mente la idea de que lo ideal es beber 2 litros al día pero debemos tener en cuenta que cuando hace calor debemos beber más, así como cuando hacemos deporte, y la ingesta debe variar en función de nuestra envergadura: cuanto más pesemos más agua necesitaremos. En general, no obstante, la ingesta nunca debe ser menor a 1,5 litros diarios.

6. Haz ejercicio con moderación

Nuestra ingesta de calorías debe ser acorde a lo que gastemos. Mantener un plan de entrenamiento con una alimentación limitada puede acarrear serios problemas, pues una dieta de este tipo no aporta el combustible adicional necesario para hacer deporte. Lo mejor es que aumentemos nuestra ingesta los días que hagamos más ejercicio y no nos planteemos objetivos de entrenamiento muy ambiciosos mientras seguimos una dieta de este tipo.

7. Elimina los alérgenos de tu dieta

Una de las principales ventajas de reducir nuestra dieta a la mínima expresión durante un tiempo es que podremos comprobar si algunos de los alimentos que tomamos habitualmente nos provocan alergia. Al seguir una dieta de este tipo nos será más sencillo identificar las comidas que nos sientan mal, o sobre las que tengamos sospechas, y podremos preguntar a nuestro médico al respecto (si todos los días comes de todo es muy difícil que descubras si algo te está provocando alergia).

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Cuando se trata de coger peso, o incluso de no perderlo, no hace falta irse más allá de la cocina para descubrir rituales poco saludables e inconscientes que ponen la zancadilla a una buena alimentación. Quizás de forma aislada no parezcan importantes pero al pensar en ellos como conjunto pueden explicar algún que otro suspiro sobre la báscula.

A continuación, seis costumbres que, desde la cocina, llevan a coger peso:

1. Utilizar los ingredientes ‘a ojo’ cuando se cocina o se hornea

Añadir un toque de aceite de oliva o una pizca de sal puede que funcione bien en los programas de televisión pero pueden contribuir a un exceso de calorías en nuestro menú. Por ejemplo, ese toque personal de aceite de oliva podría estar cerca de la cucharada sopera que pide la receta pero también nos acerca demasiado a añadir 100 o más calorías. Lo recomendable es utilizar tazas y cucharas de medidas al preparar las comidas.

2. Pasarse con la grasa

Se utilice el método que se utilice al cocinar es clave no emplear demasiada grasa, mantequilla o aceite. Si se emplea el horno se pueden poner sobre las bandejas láminas de papel de aluminio engrasadas muy ligeramente. También es conveniente emplear sartenes y ollas antiadherentes que permiten cocinar con muy poca cantidad de aceite y con ello dejar atrás muchas calorías de más.

3. Comer directamente del paquete

La costumbre de comer del paquete por ejemplo las patatas fritas o todo tipo de alimentos procesados suele conducir a un consumo excesivo de estos productos, en especial cuando los paquetes son grandes. Este mal hábito en la cocina altera la percepción de la cantidad de comida que se toma de una vez. Hay que intentar ser consciente de las raciones en los aperitivos que se toman determinando la porción a consumir antes de empezar al servirlo en otro recipiente. Los restos de comida es mejor guardarlos en varios envases más pequeños en vez de en uno muy grande.

patatasbolsa

4. Dejar el resto de comida cocinada en la olla durante la cena

Es una rutina común: cocinas, te sientas a comer y dejas lo que no está en el plato en la cocina. Esta costumbre hace fácil volver a por una segunda ración que no necesitamos. Intenta establecer un nuevo hábito: antes de sentarte a cenar transfiere los sobrantes de las cacerolas y sartenes a contenedores y guárdalos en la nevera.

5. ‘Esconder’ las frutas y verduras en la cajonera auxiliar

Cuando algo está fuera de nuestra vista de alguna forma tampoco lo tenemos en mente. Prueba a mantener las frutas y verduras visibles. Almacénalas en la parte superior del frigorífico o incluso en un frutero sobre la encimera de la cocina. Estudios de investigación muestran que somos más propensos a consumir frutas y verduras cuando están fácilmente accesibles y visibles en la cocina.

6. Llenar el cuenco de ‘caprichos’ con aperitivos fáciles de picar

En muchas cocinas existe un recipiente lleno de dulces, frutos secos u otros aperitivos. Este plato suele ofrecer una satisfacción instantánea y un montón de calorías innecesarias. Si quieres perder peso de verdad elimina este cuenco o al menos llénalos con aperitivos que sean más difícil de comer en exceso. Por ejemplo, en un estudio, las personas consumieron un 41 por ciento menos de pistachos cuando se presentaron con su cáscara en vez de pelados.

Tags: , , , , , , , , , , , ,

« Older entries § Newer entries »