aumento de mamas

You are currently browsing the archive for the aumento de mamas category.

Sea cual sea el problema que tengas, la cirugía de senos puede a ayudarte a liberarte de complejos y a sentirte segura de ti misma. Durante muchos años hemos tenido la impresión equivocada de que todas las mujeres que se sometían a una operación de senos lo hacían porque querían realizarse un aumento.

senos-rompe

La Mamoplastia de aumento ha sido durante mucho tiempo la más popular. La técnica es muy sencilla ya que tan solo consiste en introducir unos implantes por vía areolar o axilar que han sido especialmente diseñados con este propósito.

 

Sin embargo, hay muchos más motivos por los que las mujeres desean pasar por una intervención quirúrgica para modificar sus pechos. Hay mujeres que tienen dificultades porque sus senos son muy grandes y entonces necesitan pasar por una intervención quirúrgica para reducirlos.

 

Las mamas que tienen un peso excesivo pueden crear dolores de espalda y hombros, además de otros problemas cutáneos derivados de las continuas irritaciones de la zona del surco sub-mamario.

 

Existen diferentes técnicas para la reducción de mamas como la liposucción mamaria o la cicatriz vertical o en T invertida. En todo caso, es el especialista el que evalúa cual es el procedimiento más adecuado dependiendo de la forma de la mama.

 

Por otra parte, tras la lactancia o después de una gran pérdida de peso, hay muchas mujeres que experimentan que sus maman han perdido elasticidad.

 

La Mastopexia mamaria sirve para estos casos ya que se basa en la elevación de la mama. Esta técnica funciona a través de la eliminación de la piel sobrante y la remodelación del contenido mamario.

 

Durante una Mastopexia a veces se necesita utilizar también un implante en caso de que no haya tejido mamario suficiente para conseguir la forma deseada.

 

Aunque la caída de senos no es la única consecuencia de la lactancia. En ocasiones, las mujeres experimentan una hipertrofia del pezón, que también puede ser el resultado de alteraciones en el desarrollo de la mama.

 

La reducción del pezón es una intervención quirúrgica muy sencilla que se realiza con anestesia local por lo que la paciente no tiene que ingresar en la clínica.

 

Por último, también hay mujeres que deciden realizarse una reducción de la areola después de la lactancia ya que esta puede haber aumentado de tamaño o de pigmentación.

 

Como veis, el aumento de mamas no es la única opción para aquellas mujeres que tengan algún problema con sus senos. Existen múltiples técnicas para conseguir recuperar la autoestima y ganar así en calidad de vida.

 

Si podemos ayudarte, no lo dudes, ponte en contacto con nosotros escribiéndonos a info@santsinstitut.com o llamándonos al 93 409 02 43.

Tags: , , , , , , , , ,

senos-1

Muchos son los centros de cirugía plástica donde la remodelación de senos, en especial el aumento de senos, es una de las cirugías más demandadas. Es muy importante encontrar un centro médico adecuado para realizarse esta operación.

En el centro médico-estética Sants Institut, de Barcelona, ofrecen garantía, profesionalidad y seguridad en las operaciones de cirugía plástica. En cuanto a cirugía de senos, Sants Institut te da la posibilidad de elegir, según tus necesidades, el tipo de cirugía que más te convenga.

Estos son algunos ejemplos que ofrece este centro:

-El aumento de mama o mamoplastia es una sencilla intervención quirúrgica en la que se aumenta el tamaño de la mama mediante prótesis colocadas por vía areolar o axilar. Es el tratamiento ideal para mamas pequeñas, asimétricas o con pérdida de volumen después de la lactancia.

En sólo una hora, con anestesia local y sedación en régimen ambulatorio, se consigue el volumen deseado, con un tacto y aspecto natural.

-La reducción de mamas o mamoplastia de reducción está indicada para aquellas mujeres que tengan unos senos demasiado grandes, pueden sufrir de dolores de espalda y de los hombros y tener problemas cutáneos por irritaciones repetidas a nivel del surco sub-mamario. Las técnicas más empleadas son la cicatriz vertical, la cicatriz en “T invertida” o la liposucción mamaria.

-La reducción de pezón es una intervención quirúrgica usada para remodelar un pezón demasiado prominente o hipertrófico que frecuentemente tiende a plegarse o incluso a colgar. Las causas más frecuentes de la hipertrofia de pezón son la lactancia y las alteraciones en el desarrollo de la mama.

Se puede reducir el tamaño de los pezones mediante anestesia local y sin necesidad de ingresar en la clínica, quedando una cicatriz apenas visible.

-La elevación de mama o Mastopexia mamaria consiste en modelar el contenido mamario existente mediante la eliminación de la piel sobrante para elevar las mamas. Según la paciente, podrá necesitarse un volumen adicional debido a la cantidad insuficiente de tejido mamario para obtener la forma deseada, y puede que además se deba colocar un implante mamario.

La cirugía de senos no tiene siempre porqué requerir hospitalización. En algunos casos puede ser una cirugía ambulatoria. Por eso, el doctor siempre tendrá la última palabra.

El fraude de los PIP ha disparado las alarmas en muchas mujeres. Y no es para menos. Se calcula que unas 300.000 personas en el mundo llevan las prótesis mamarias fabricadas por PIP. Aunque se supone que los médicos deben comunicar a sus pacientes el tipo de prótesis que les han colocado y los fallos de los implantes cuando los hay, pocos facultativos lo han hecho.

Hoy, Alemania, Francia, Holanda, Brasil y Venezuela han aconsejado retirar los implantes de forma preventiva pero la recomendación española, con el apoyo de la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Reparadora (SECPRE), es la explantación solo en caso de rotura o síntomas que lo aconsejen.

Polémica aparte, creo que es buen momento para tocar el tema de las intervenciones de pecho. Máxime sabiendo que entre 35.000 y 40.000 mujeres se realizan al año implantes mamarios en nuestro país.

Por eso, os dejamos a continuación con las preguntas más comunes contestadas por el doctor Rubén García-Guilarte, miembro numerario de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), miembro de la Asociación Española para la Prevención del Riesgo Operatorio (ASEPRO) y especialista en reconstrucción mamaria.

-¿Cómo tranquilizaría a las mujeres que dudan en someterse a una intervenciones mamarias después del nefasto suceso de las PIP?

Diciéndoles la verdad. Millones de mujeres son portadoras de implantes mamarios sin perjuicio alguno. La clave es que el procedimiento lo realice un buen especialista y el implante empleado sea de buena calidad.

-¿Cómo sabremos que lo es?

Pidiendo al cirujano todos los datos: la marca, las garantías, materiales, etc.ya se tiene una cierta información. También, aunque el precio no siempre es sinónimo de seguridad, es bastante indicativo. Oscilan entre 150 y 750 euros. Y los PIP eran los más baratos….

¿Qué controles pasan las prótesis y por qué no se produjo con los PIP?

Se requiere de un control por parte de la CE cuando se quiere vender el producto en la UE. Pero una vez conseguida esta autorización, los controles e inspecciones son mínimos por parte de las administraciones, es decir, que los realizala propia marca. Por tanto, éstos dependerán de lo exigente que quiera ser cada una de ellas con su producto.

-¿Cada cuánto deben cambiarse las prótesis de silicona?

Algunos medios han difundido que deben cambiarse a los 10 años por la cantidad de roturas a partir de este límite pero ha sido desmentido por la mayoría de cirujanos plásticos, quedando reflejada esta opinión en un comunicado que hizo el presidente de la SECPRE. Lo que sí es necesario es el seguimiento anual de la prótesis, sobre todo a partir de los 10 años.

Si se produce  una rotura del implante…

Aunque las actuales prótesis de gel evitan la formación de siliconomas (reacción fibrosa alrededor de las gotas de silicona) hay que cambiarlas dado que el riesgo de infección, contractura capsular, inflamación etc. es mayor.

-¿Se pueden hacer mamografías a pesar de las prótesis de mama?

Sí, no existe ningún problema, y en los casos de prótesis submusculares la mamografía será aún más fácil.

 

Fuente:lapolvera

 

¿Qué es?

La novedosa terapia consiste en inyectar células madre con factores de crecimiento, en la cara, las manos u otras áreas del cuerpo para rellenar huecos, eliminar arrugas, patas de gallo y deformidades faciales.

También se puede usar para aumentar los senos, caderas, pantorrillas o muslos, obteniendo resultados 100 por ciento naturales y duraderos.

Los expertos afirman que se trata de un injerto del propio organismo, por lo que no existe riesgo de rechazo del tejido.

Los beneficios

Sus principales beneficios para la piel son:

  • Estimula la proliferación celular y la renovación cutáneas
  • Mejora del tono y la luminosidad de la piel
  • Efecto anti-edad real y visible
  • Estimula el colágeno
  • Hidrata, tonifica y reafirma la piel

5 pasos

Mediante el tratamiento regeneramos, nutrimos y revitalizamos las células madre epidérmicas.

Las 5 fases de tratamiento son:

  1. Limpieza de cutis
  2. Peeling Enzimático
  3. Aplicación del activo de Células Madre
  4. Mascarilla de activos de Células Madre
  5. Aplicación del hidratante, reparador y reafirmante

 

En España existen centros especializados en este tratamiento revolucionario. Uno de ellos es el centro médico Sants Institut, en Barcelona. Puedes pedir información en el propio centro en esta dirección:

Carrer de Sants 146, local.
08028 – Barcelona

Llámanos al 902 20 30 03 o al 93 409 02 43
o escríbenos a info@santsinstitut.com